Puebla es la primera entidad que el dirigente nacional del PRI visita después de la elección como parte de una gira que realizará en todo el país. 

 

Redacción

El presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, estuvo este fin de semana en el estado de Puebla para respaldar a la dirigencia estatal que encabezan Néstor Camarillo Medina e Isabel Merlo Talavera. 

Puebla es la primera entidad que visita después de la elección como parte de una intensa gira de trabajo que realizará en todo el territorio nacional. 

Moreno Cárdenas se reunió con presidentes municipales y diputados locales electos, así como con líderes de sectores, organizaciones y organismos especializados, dirigentes y excandidatos, para sostener un diálogo abierto y permanente. También los exhortó a redoblar esfuerzos porque el PRI es un partido aceptado por las clases medias que lo colocan como una opción política de gran relevancia. 

Por su parte, Camarillo Medina refrendó el apoyo del priismo poblano a la dirigencia nacional del PRI ante los intentos de un grupo de pseudo priistas encabezados por Ulises Ruiz, cercano a Morena y al Gobierno de México, de dividir al partido. 

“Estamos unidos en un solo frente con Alejandro Moreno Cárdenas y Carolina Viggiano y hacemos un llamado a la unidad. No vamos a permitir que personas ajenas y que no apoyaron en elecciones quieran quedarse con el partido”, destacó el dirigente. 

A su vez, Merlo Talavera sostuvo que los priistas son políticos de diálogo y conciliadores, por lo que las provocaciones son intentos para dividir y poner en riesgo la alianza Va por México. “La fuerza del partido es la militancia”. 

Asimismo, Moreno Cárdenas destacó que el edificio del CEN, que se encuentra tomado, no es el PRI, pues éste se encuentra en territorio, con la gente, trabajando todos los días por construir mejores condiciones de vida para todos los mexicanos.

Añadió que desde la Cámara de Diputados se construirá un frente amplio. “Jamás las y los diputados del PRI van a apoyar y respaldar iniciativas que vulneren las instituciones, los organismos autónomos y dañen el régimen democrático republicano representativo”.