Víctor Sánchez Espinosa, arzobispo de Puebla, quién sufrió un infarto la noche del domingo, se encuentra “estable, evolucionando favorablemente conforme a lo esperado por parte de su médico”, informó Georgina Cid Diaz, directora de comunicación social de dicho arzobispado.

Cid Díaz destacó que el arzobispo “agradece todas sus oraciones y muestras de cariño”..

El jerarca se encuentra internado en el Hospital de Puebla y fue intervenido quirúrgicamente. Se encuentra en terapia intensiva en el citado nosocomio.

Sánchez Espinosa nació en Santa Cruz Puebla el 21 de mayo de 1950.

En marzo de 2004 el Papa Juan Pablo II, lo nombró obispo auxiliar de la arquidiócesis de México y en febrero de 2009, el pontífice Benedicto XVI, lo designó arzobispo de Puebla.

 

Texto publicado originalmente en: La Jornada UNAM