El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Puebla, Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, informó que en el transcurso de dos meses en ocho establecimientos se han registrado asaltos a los comensales.

En entrevista, dijo que el robo no es directo a los restaurantes, sino que se van directo a los comensales, por lo que el modus operandi al parecer es que lo siguen desde el banco o porque trae algún accesorio costoso.

“Todo lo tenemos detectado con videos, es amagado con una pistola o cuchillo (la víctima) y acto seguido se va el delincuente”, explicó.

Resaltó que esto se ha registrado en el Centro Histórico, así como en la zona comercial conocida como Angelópolis.

Mencionó que en Puebla es nueva esa forma de operar, esa misma manera ya se ha presentado en otras ciudades del país. Los videos con los que se cuenta son de distintas personas que han cometido dicho ilícito.

El presidente de Canirac en Puebla reconoció que dichos actos afectan al restaurante en donde suceden los hechos, debido a que se sube la información vía redes sociales.

Subrayó que por lo anterior es que trabajan en la instalación del llamado “botón de pánico” y de esa forma alertar el evento al estar conectado al C5, así como con la colocación de circuito cerrado de vigilancia.

“Un 80 por ciento de los establecimientos que están en Canirac cuentan con circuito cerrado para poder grabar y contar con evidencia”, expuso.

Detalló que hasta el momento un 40 por ciento de los restaurantes incorporados a la cámara cuentan con “botón de pánico”, el cual tiene un costo, pero la respuesta por parte de las autoridades es de tres a cinco minutos.

La inversión que llevan a cabo los restauranteros es de unos 40 mil pesos por establecimiento, para la adquisición de las cámaras de video vigilancia, el “botón de pánico”, así como para capacitación.

Texto publicado originalmente en: Terra Noticias