El gobierno del estado y el Ayuntamiento poblano informaron que la tarde-noche de ayer se registraron robos en 12 establecimientos comerciales de esta ciudad, lo que derivó en la detención de 50 personas y el aseguramiento de juguetes, celulares, aparatos electrónicos y hasta un vehículo.

En un comunicado conjunto, dieron a conocer el despliegue de mil 200 elementos policiacos para garantizar “las condiciones de seguridad y calma de la población, así como para ofrecer resguardo a los establecimientos comerciales que lo han solicitado”.

También aclararon que en ningún otro municipio de Puebla se han reportado saqueos como los de ayer en esta ciudad en Aurrerá, Coppel, Famsa, Soriana, Oxxos y otros.

“A través de las redes sociales y los medios de comunicación, se ha propagado información inexacta que ha causado inquietud e incertidumbre. Invitamos a todos los ciudadanos a no reproducir rumores o información no confirmada”, precisa el comunicado emitido por el gobierno esta mañana.

Señala, asimismo, que las autoridades gubernamentales seguirán informando “oportunamente”, pero este es el primer comunicado que difunden desde los hechos vandálicos que se desataron la tarde de ayer.

En tanto, vecinos del norponiente de la capital difundieron un video donde se observa a un grupo de personas que utiliza un camión de volteo para derribar la puerta de una Bodega Aurrerá ubicada en el Camino a Tlaltepango.
De acuerdo con testimonios, los supuestos saqueadores también derribaron la puerta de un negocio de empeños que se encuentra a un costado.

En el video se escuchan las sirenas de una patrulla, casi al mismo tiempo en que la turba acababa de ingresar al Aurrerá, por lo que el camión se echa reversa y se aleja del lugar. Hasta ahora no se sabe si hubo detenidos por ese hecho y si se confiscó la unidad.

En el boletín emitido esta mañana se detalla que entre los objetos asegurados a los presuntos saqueadores se encuentra un vehículo.

En entrevista por separado, el alcalde Luis Banck afirmó que la unidad fue asegurada durante los operativos ‘antisaqueo’ y se trata de un vehículo que iba cargado con supuesta mercancía que había sido robada en una tienda, sin mayor especificación.

Texto publicado originalmente en: Proceso