Se acabó la tregua por los sismos. Oaxaca amaneció con bloqueos carreteros, tomas de oficinas, marchas, plantones, retención de autobuses y la ciudad inundada de basura porque se encuentra cerrado el tiradero municipal.

Maestros de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE), integrantes del Movimiento Unificador de Lucha Triqui (MULT), la Asamblea de Pueblos Indígenas, 23 de Octubre, militantes del Partido Unidad Popular, el Comité de Defensa Ciudadana (CODECI), normalistas, universitarios accionaron en esta capital y las regiones de la Costa, Istmo, Mixteca y Papaloapan.

Como parte de la “Jornada de Lucha Emergente”, maestros de la Sección 22 instalaron a partir de las 09:00 horas de este lunes 23 de octubre un plantón indefinido en el zócalo de esta capital para exigir la aplicación y transparencia de los recursos económicos para la reconstrucción de las regiones siniestradas por los desastres naturales, así como las demandas populares que inciden en las familias de los alumnos.

Así también para exigir la solución inmediata a todas las demandas laborales, políticas, económicas y sociales del movimiento magisterial.

Mientras, el MULT realizó una marcha del mercado Zonal de Santa Rosa al zócalo de Oaxaca y los integrantes de la organización 23 de Octubre marcharon de la Experimental a la Fiscalía General para exigir “justicia” y el esclarecimiento del asesinato de su dirigente Heriberto Pazos Ortiz asesinado en esta fecha en el 2010.

De igual forma, el CODECI se instaló en plantón en el zócalo capitalino y mantiene tomado el complejo de oficinas gubernamentales de Ciudad Judicial.

Padres de familia y profesores de la Escuela Secundaria Técnica 106 protestan con un bloqueo a las instalaciones de Protección Civil para exigir un dictamen de su edificio escolar dañado por los sismos.

En la región de la costa, la API bloqueó parcialmente la carretera federal 200 en su tramo Pinotepa Nacional-Acapulco a la altura del Retén donde detienen a vehículos de empresas transnacionales.

En tanto, los normalistas de Río Grande tomaron la caseta de peaje de Suchixtlahuaca en la carretera Oaxaca-México.

En el Istmo de Tehuantepec, militantes de la API tomaron las instalaciones del juzgado de garantías ubicado en el kilómetro 282 de la carretera federal transistmica y en Salina Cruz fueron tomadas las oficinas del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

También comuneros de Ixtepec tomaron la caseta de cobro número 90 de ciudad Ixtepec.

Y en la cuenca del Papaloapan, el PUP tomó la caseta de cobro El Caracol de la carretera que comunica a Oaxaca con Veracruz.

En la mixteca, la API tomó oficinas de la Vicefiscalía regional de Justicia, de la secretaría de Vialidad y Transporte, Canaco-Servitur.

A su vez los de las colonias unidas de la Vicente Guerrero que cumplieron cinco días de tomar el basurero municipal, ahora tomaron la caseta de cobro de Huitzo de la carretera Oaxaca-México. Las calles de la capital de Oaxaca se encuentran inundadas de basura debido a este conflicto.

La Faculta de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca también se encuentra tomada.

Texto originalmente publicado por: Revista Proceso