Reuters

Los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad de España reflejan un aumento de alrededor de 1000 casos de coronavirus en las últimas 24 horas. Así, los positivos confirmados se elevan ya a 8744 casos en todo el país, de los que 3215, un poco más del 35 %, se encuentran hospitalizados.

Los casos más graves ascienden a 410, que se encuentran ingresados en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Por su parte, la cifra de fallecidos alcanza los 297, mientras que son 521 los pacientes que se han recuperado.

Madrid, la región más afectada

El territorio más afectado es la Comunidad de Madrid, que ha registrado ya 4665 contagios. Esta región aglutina además entre el 60 y el 70 % de los enfermos ingresados en UCIs y 213 muertes, el 71 % del total, según ha informado Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad.

A la Comunidad de Madrid la siguen, en situación de gravedad, Cataluña (715 casos) y el País Vasco (630), aunque el portavoz de Sanidad ha explicado que en las circunstancias actuales “existe una probabilidad mayor de que en el resto del país haya una mayor extensión”, y ha destacado el “estrés suplementario sobre los servicios sanitarios” que está produciendo la propagación del nuevo virus.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, da positivo por coronavirus
Simón ha comparecido tras la reunión del comité de gestión técnica del coronavirus, que ha contado con representantes de los cuatro Ministerios que se encargan de gestionar el estado de alarma, decretado por el Gobierno el pasado sábado 15 de marzo.

Junto a él, han comparecido el jefe del Estado Mayor de la Defensa, Miguel Ángel Vilarroya, en representación del departamento de Defensa; el teniente general de la Guardia Civil, Laurentino Ceña, y el director operativo de la Policía Nacional, José Ángel González Jiménez, en representación del Ministerio de Interior; y la secretaria general de Transportes, María José Rallo.

Estado de alarma

El sábado entró en vigor, por una periodo de 15 días y a escala nacional, el estado de alarma anunciado el viernes por el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que suspende la actividad comercial a excepción de aquellos negocios considerados de primera necesidad: supermercados, farmacias, prensa, combustibles, estancos, entre otros.