Economíahoy.mx

Con base a un estudio realizado por el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), la región sur de México será la que menos recursos federales reciba en 2018 y seguirá siendo la que más depende de estos fondos.

Según el análisis, esta región recibirá menos presupuesto por el Fondo General de Participaciones, el Fondo de Fiscalización, incentivos a gasolinas, incentivos para autos nuevos, IEPS, otros incentivos, transferencias, servicios personales y servicios generales.

Guerrero, Oaxaca, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Chiapas y Puebla son entidades que tienen bajo nivel de participaciones (inferior a 5,700 pesos per cápita al promedio nacional de 6.505 pesos). Tienen además un PIB per cápita inferior al promedio de 121,000 pesos e ingresos locales inferiores a 1,280 pesos per cápita.

Oaxaca y Guerrero son los estados de la región Sur que recibirán menos de 4,000 pesos por habitante por el Fondo General de Participaciones. Guerrero, Chiapas y Veracruz recibirán menos de 165 pesos por habitante por el Fondo de Fomento Municipal. Guerrero y Veracruz son los estados que recibirán menos participaciones per cápita para fiscalización (menos de 193 pesos).

Chiapas, Oaxaca y Guerrero son los estados que menos recibirán por el uso de gasolina (menos de 114 pesos por persona). El IEPS que se distribuye a los estados más pobres a través del Fondo de Compensación disminuirá en la región en 14.1% en 2018.

Chiapas, Oaxaca y Guerrero tienen los mayores niveles de pobreza extrema (más del 24% de su población). Los habitantes de estos estados, junto con los de Veracruz, Puebla y Tlaxcala tienen un ingreso promedio inferior a 2,900 pesos.

En cambio, la Ciudad de México, Tabasco, Campeche, SOnora, Colima, Tamaulipas, Nuevo León, Zacatecas, Jalisco, Querétaro, Baja California Sur, Baja California, Aguascalientes y Quintana Roo son los estados que tienen participaciones per cápita por encima del promedio nacional.

El análisis también indica que Veracruz, Nayarit, Colima, Quintana Roo, Coahuila y Tamaulipas pagan una tasa de interés superior al 8.6% por sus créditos. Entre mayor sea el nivel de endeudamiento entre mayores sean las tasas de interés que se paguen, las entidades federativas tendrán menos recursos disponibles para programas sociales, indicó el CIEP.