El Economista

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) buscará influir en la reforma fiscal que alista el gobierno federal para “ablandar o matizar” lo que prevé un endurecimiento de las medidas que pondrá en marcha el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para obtener una mayor recaudación a través de la fiscalización en el 2022.

Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE comentó que aun cuando existe el compromiso del mandatario de México para no aumentar impuestos ni las tasas de éstos, aún es temprano para saber si habrá una reforma fiscal de forma o fondo, por lo que pugnarán porque se ataque la informalidad, más allá de endurecer la fiscalización a los mismos contribuyentes.

En entrevista dijo a El Economista que la segunda mitad del gobierno de Andrés Manuel López, la parte política estará marcada por “tensiones” sobre la definición de políticas públicas como son los inminentes cambios fiscales que buscan endurecer las medidas en el combate de la evasión.

El sector empresarial anticipó que existirá una mayor fiscalización en algunos sectores, mismos que serán afinados por parte de la autoridad hacendaria ya que, en los últimos dos años, no han podido fiscalizar a todos los sectores.

“La tendencia que tenemos es endurecer y darle más facultades al SAT para recaudar, esto ha funcionado hasta cierta medida, pero la verdad es que el tema es que por el Covid esto va a impactar mucho en la recaudación porque muchas empresas se quedaron en pérdidas… Veremos hasta dónde esta medida estará generando facultades al SAT para seguir explotando un poco a los contribuyentes cumplidos”, afirmó Catalina Mandujano, socia de la consultoría Thompson Knight, hace unos días.

El dirigente del consejo empresarial adelantó que presentarían una propuesta fiscal encaminada a atacar la informalidad, a fin de que sean más los contribuyentes que paguen al fisco y no sean los mismos de siempre.

Al respecto, José Medina Mora, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), comentó que “es muy claro que el gobierno federal, los gobiernos estatales y municipales requieren recursos para los servicios que les corresponde brindar.

En este sentido, tenemos que ampliar la base de contribuyentes, encontrar un mecanismo que sea sencillo y amigable para los microempresarios, con cálculos muy simples para que entren a la formalidad sin mayores costos”.

Por tanto, a decir del dirigente de los patrones, no se requiere aumentar los impuestos, pero sí facilitar la declaración de las contribuciones.

“México requiere con urgencia modernizar y flexibilizar su marco fiscal, impulsar la inversión junto con el sector privado, mejorar la inclusión financiera e impulsar la participación de las mujeres en la economía, sobre todo, fomentando de forma global la formalidad”, apuntó el presidente de Coparmex.

En ese mismo sentido, Carlos Salazar Lomelín puntualizó: “Nos parece que hacer del ente fiscal (SAT) un ente al que hay que temerle porque viene a tratar de revisar nuestros números, es una equivocación. Nosotros en este convenio, lo que estamos promoviendo es un continuo en donde el empresario siempre tenga los mejores elementos para cumplir con sus obligaciones, sea un empresario íntegro y esté siempre transparente en sus cifras”, dijo.

Salazar adelantó que propondrán a Rogelio Ramírez de la O, próximo encargado de la política fiscal del país, una serie de mejores formas para que se facilite el cumplimiento de las obligaciones fiscales, sobre todo para las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), con la finalidad de que no tengan que cumplir con una enorme cantidad de regulaciones que hacen prácticamente imposible dar lograr que se lleve en orden sus responsabilidades fiscales.

“Ya nos hemos acercado con las autoridades para hablar de las posibilidades de mejora que tiene nuestra forma de pago de impuestos, ya lo hicimos con el secretario Arturo Herrera y su equipo, y lo haremos con el nuevo secretario de Hacienda (Remírez de la O) a partir de que él tome la responsabilidad”, expuso el líder empresarial.

Por su parte, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) propuso que la reforma fiscal surja del diálogo entre sector público y privado, y se enfoque en elevar la recaudación y reducir la informalidad.

“Hay mucho qué hacer antes de pensar en más o mayores impuestos, sin duda, la convivencia de la austeridad bien ejecutada y de una mejor forma de ejercer el gasto se convertirán en una palanca para reactivar la economía y sacar adelante a millones de familias”, expuso en su publicación “La Señal de la Coparmex”.

El organismo afirmó que para ampliar la base de contribuyentes habrá que encontrar un mecanismo que sea sencillo y amigable para los microempresarios, con cálculos muy simples para que entren a la formalidad sin mayores costos y que se facilite la declaración de las contribuciones.

 

Miscelánea con beneficios

 

La reforma fiscal que el país necesita debe incluir el combate a la informalidad para ampliar la base de contribuyentes, además de la simplificación administrativa, considerar beneficios para incentivar la reactivación económica, señaló Diamantina Perales Flores, presidenta del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), pero consideró que lo que habrá será una miscelánea fiscal en donde se beneficie a ciertos sectores y continúe la fiscalización sobre otros.

“Lo que se esperaría y se buscaría es que se amplíe la base de contribuyentes, como el IMCP lo hemos mencionado, eso garantizaría una mayor equidad en la tributación y en la cultura contributiva de nuestro país, ser más los que aportemos al beneficio de nuestro país y de esa forma, los esquemas de fiscalización y contribución tenderían a no ser tan coercitivos”, dijo.

Aun sin detalles sobre el tipo de simplificación que habrá, el gobierno federal adelantó algunos aspectos de lo que será su propuesta de reforma fiscal sin aumento de impuestos.

“Esperamos primero, no una reforma fiscal de gran calado como necesita nuestro país, no se esperan incrementos de impuestos, tampoco nuevos impuestos. Esta simplificación que requieren las micro, pequeñas y medianas empresas se ha anunciado que se tendrá, no conocemos el detalle si es administrativa o con algunos beneficios para incentivar la reactivación económica. Nosotros esperaríamos una miscelánea fiscal que incluyera aspectos que incentiven la reactivación económica”, expuso.

Agregó que se espera que exista una mayor fiscalización en algunos sectores, aun cuando las facultades de comprobación existen y se han ido afinando por las autoridades en los últimos dos años.

 

Nueva reforma fiscal será presentada en septiembre: SAT

 

La Jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT)  Raquel Buenrostro, aseguró que será en la primera semana de septiembre cuando el Ejecutivo federal presente a los nuevos legisladores su propuesta de reforma fiscal junto con el paquete económico 2022.

En ese sentido, dijo que el ordenamiento permitirá captar el año entrante unos 200 mil millones de pesos adicionales.

Se trata, dijo, de una reforma justa, sostenible y sin nuevos impuestos, enfocada en una eficiencia recaudatoria, que combata la informalidad y brinde facilidades en el pago de impuestos y donde no se contempla aumentar los impuestos actuales.

La titular del SAT, dejó en claro que la eventual llegada de Rogelio Ramírez de la O a la Secretaría de Hacienda, permitirá sacar adelante la reforma tributaria.

“Eso cambia con el secretario de Hacienda, no, yo pienso que al contrario, va a ser mucho más sencillo porque Rogelio viene trabajando con el Presidente desde que estábamos en la Ciudad de México y desde ese entonces, con Rogelio hemos trabajado mucho, he estado trabajando con él porque él era el coordinador del equipo económico y lo conozco desde hace unos 20 años, hemos trabajado juntos, ahí no hay ningún tema y nosotros seguiremos con la relación, también con el Presidente”, señaló.

En conferencia de prensa, la funcionaria federal, reveló que grandes contribuyentes de 40 actividades como minería, seguros, manufactureros, deben revisar su pago de Impuesto Sobre la Renta (ISR) de 2016 a 2019, ya que ha detectado que pagan tasas menores que no representan sus ingresos, por lo que estima que eluden y evaden alrededor de 700 mil millones de pesos, lo que representa 3% del PIB 2020, por lo que los exhortó a autocorregirse.

“La tasa efectiva de todos los grandes contribuyentes de 2016 a 2020 no llega ni al 2%, si le metemos las devoluciones de IVA, las manufactureras y algunas empresas que se dedican a las autopartes, a la industria automotriz, las tasas serían negativas. Si comparamos ya nada más 2019 y 2020, grandes contribuyentes con sueldos y salarios, estos ya son datos duros, con declaraciones de los contribuyentes, las personas que estamos asalariadas pagamos en promedio el 11.4 y los grandes contribuyentes en el 2020 el 1.3, con las devoluciones algunas se hacen negativas”, expuso.

Raquel Buenrostro, adelantó que la Reforma Fiscal no tocará a los asalariados.

Trabajadores del sector informal podrían aportar 423 mil mdp en ISR al año

Un estudio elaborado por el CEFP de la Cámara de Diputados en 2018 trató sobre el potencial recaudatorio presente en la economía informal.

Dos de los problemas que aquejan al Estado mexicano son su debilidad fiscal y su alta tasa de informalidad laboral.

Sobre lo primero hay que ver las cifras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), según las cuales México tiene una de las peores recaudaciones de impuestos de toda América Latina, al ocupar el lugar 21 de 25 en la región.

Con corte en 2018, México tiene una recaudación del 16.1% de su producto interno bruto (PIB), por debajo del promedio de los países latinoamericanos, que tienen ingresos fiscales promedio de 23.1% del PIB.

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA