En una carta enviada al ayuntamiento de Cuautlancingo, la Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transportes (SIMT) confirmó que en breve iniciarán los trabajos de revisión para llevar a cabo las adecuaciones en la ciclovía construida por el ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas a un costado de la autopista México-Puebla, con el objetivo de “no obstaculizar el tráfico en la zona”.

En entrevista Rafael Ramírez Hernández, regidor de esa Comuna y quien solicitó de manera formal a la SIMT el retiro de esta obra, informó que con la construcción de la ciclovía aumentaron los asaltos a transportistas, la policía estatal multa a los choferes por bajar y subir pasaje que vive en el municipio, además de que nadie le da uso por miedo a un accidente.

La SIMT iniciará trabajos de revisión

En la carta firmada el 31 de marzo por el director de Conservación de la SIMT, Josué Luis Baltazar, se informa al regidor Rafael Ramírez que la dependencia llevará a cabo trabajos de revisión de dicha obra con la finalidad de “hacer las adecuaciones que se requieren para que no se obstaculice el tránsito vehicular de la zona”.

Al respecto, Rafael Ramírez manifestó que ha sostenido reuniones de trabajo con personal de Infraestructura, quienes le expresaron que evalúan las posibilidades, entre estas que la ciclovía se reduzca y se amplíe a tres carriles.

El 15 de febrero pasado, el regidor de Medio Ambiente y Trabajo, solicitó al gobernador “una revisión a la obra de construcción de la Ciclopista y en su caso sea retirada por obstruir y afectar la vialidad de los ciudadanos de Cuautlancingo”.

El 22 de marzo el gobernador José Antonio Gali Fayad firmó con la iniciativa privada los 20 acuerdos por la economía de Puebla entre los que se incluye agilizar el tráfico en la parte baja de la autopista, es decir, la modificación de la ciclovía.

Ciclovía aumenta la inseguridad en Cuautlancingo

Rafael Ramírez subrayó que la ciclovía que tuvo un costo aproximado de 15 millones de pesos aumentó la inseguridad en el municipio.

“Es una obra de mala calidad. Es un riesgo para la gente. Hay tramos que dejan menos de dos carriles. No tiene áreas de acotamiento, ni están definidos los paraderos del transporte público. A partir de esta semana la policía estatal empezó a detener las unidades que se paran para subir y bajar pasaje”.

Manifestó que aumentó el asalto al transporte público debido al avance lento de las unidades.

“Como el pasaje es lento lo utilizan para atracar a los transportistas. En un espacio que puede aprovechar la delincuencia porque huyen hacia el río Atoyac. También están afectados los corredores industriales por la poca posibilidad de moverse”.

Manifestó que es muy raro ver circular ciclistas por dicha obra, debido a que los habitantes de Cuautlancingo temen accidentes ante el transito constante de vehículos y camiones de carga.

“Es muy rara la persona que circula por ahí. La gente no la utiliza. El tema es que alguna unidad se estampe. Es un espacio muy inseguro. Se debe quitar la ciclopista y ampliar a un carril más para desahogar”.

Recordó que la ciclovía pasa por Cuautlancingo en la zona que comprende de la armadora Volkswagen hasta el río Atoyac.

 

 

 

Texto publicado originalmente en: e-consulta