A través de un comunicado oficial, la máxima casa de estudios rechazó que el HU haya sido casi privatizado y que no brinde una atención regular

Redacción

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, a través de sus 43 directores de unidades académicas, rechaza categóricamente que el Hospital Universitario haya sido “casi privatizado y que no brinde una atención regular” como se ha señalado; de igual forma, nos parece de suma ignorancia declarar sobre una posible auditoría a una construcción que data de la década de los años sesenta, en la que intervinieron tanto la Secretaría de Salud de la época como la Fundación Mary Street Jenkins.

Nuestra Institución se ha conducido siempre con apego a la verdad y con base en hechos probados, lo cual es del conocimiento de toda su comunidad. El HUP ha subrogado algunos de sus servicios al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), esto como un acto de solidaridad al haberse quedado sin la infraestructura que representaba el hospital de San Alejandro, cerrado tras los sismos de septiembre de 2017. Lamentamos las expresiones que sólo pretenden desinformar al descalificar al HUP cuando, desde el inicio de la actual gestión rectoral, en 2013, ese espacio ha sido objeto de innumerables mejoras no sólo en cuanto a infraestructura y equipamiento, sino en la capacitación del personal que ahí labora. Prueba de ello es la reciente acreditación por su capacidad, calidad y seguridad, así como la certificación que lo avala como Hospital Seguro, ambas emitidas por instancias federales.

Para la BUAP sus derechohabientes son prioridad, por lo que es impensable ponerlos en riesgo al firmar un convenio que dejaría a nuestro hospital prácticamente sin equipo, no sólo para atender a quienes padecen enfermedades respiratorias agudas sino otros padecimientos que requieren forzosamente atención hospitalaria. En los acuerdos del convenio propuesto por el gobierno del estado, se señalaba que el HUP “hará entrega de sus ventiladores, monitores cardíacos y bombas de infusión a `Servicios de Salud´ durante el tiempo que sea necesario para combatir la pandemia”, además de que “prestaría a sus especialistas, enfermeras, radiólogos, entre otros”, lo que pondría en riesgo a los más de 23 mil derechohabientes con que cuenta el hospital.

Recibimos de la mejor manera el ofrecimiento de las autoridades para atender a la comunidad de la BUAP en caso de sufrir algún padecimiento relacionado con COVID-19 y, de igual forma ponemos a disposición de la Secretaría de Salud las instalaciones del HUP para atender a los pacientes reubicados de su hospital de Traumatología, ante la reconversión de las unidades hospitalarias debido a la contingencia. Estamos convencidos de que la estrategia implementada por el Gobierno de México para la reconversión hospitalaria nos hará más fuertes para enfrentar esta pandemia y por lo tanto, desde el principio la BUAP se sumó a este esfuerzo nacional disponiendo de toda la capacidad del HUP para atender a quienes así lo requieran. La Institución reitera su compromiso con la Comunidad Universitaria, a fin de garantizarle la mejor atención médica y hospitalaria a su alcance