• La Cooperativa de Luz y Fuerza Motriz de Chignahuapan celebró su 92 aniversario

Martín Gutiérrez/@martinreportero

Tras 40 años sin operaciones, este miércoles la Hidroeléctrica Salto de Quetzalapan, se reactivó con nuevas turbinas y tecnología de nueva generación con la que se logrará tener energía renovable, que abastecerá a miles de personas.

El consejo de administración, consejo de vigilancia y comisión de previsión social de la Cooperativa Luz y Fuerza Motriz de Chignahuapan, liderado por Alberto Aguilar Vázquez, Alberto Conde Arroyo y Javier Alcántar Ruíz, aprovecharon la celebración de su 92 aniversario para arrancar un proyecto sustentable en presencia del Presidente Municipal, Lorenzo Rivera Nava, quien destacó la importancia que la industria energética tiene para los habitantes del Centro Ecoturístico El Salto de Quetzalapan, así como para la región entera.

Además, Rivera Nava destacó que la generación de energía a través del agua es la más limpia y sustentable y la puesta en servicio de la planta, servirá para fortalecer el empleo y con ello, el turismo de la zona compartida con el municipio de Zacatlán que alberga atractivos que desde 1930 forman parte de la identidad e historia de los chignahuapenses.

Asimismo, se inauguró un nuevo mirador a través del cual, los visitantes podrán apreciar la riqueza natural del parque y se develó una placa conmemorativa para sellar el evento.

Asistió también, el Presidente Municipal de Zacatlán, José Luis Márquez Martínez, funcionarios de su administración, integrantes del Ayuntamiento de Chignahuapan así como familiares de los fundadores de la primera plata hidroeléctrica.