En 2009 Sanchez Solá llevó al equipo a las semifinales

Huber García

El técnico del Puebla de La Franja, José Luis Sánchez Solá “El Chelís”, confesó que tiene una obligación personal de darle a la afición poblana una liguilla. Este fin de semana el equipo camotero durmió como octavo lugar de la tabla general y ahora depende de sí mismo, es decir, ganar a Tigres y a Tijuana para asegurar su boleto a la siguiente ronda.

“Al principio se decía que no servíamos para nada, que nos íbamos a quedar en la orillita, que nos podemos seguir quedando, eso sí, pero el encendedor, el cerillo para prender la ilusión se los dimos nosotros a la afición, no somos nosotros nadie para apagárselas, tenemos que hacer todo lo posible para que sigan teniendo su velita prendida porque yo ya cumplí con la directiva pero no he cumplido con a afición”, dijo “El Chelis”. Confesó que conseguir una calificación para el equipo poblano sería una gratificación a la afición que le ha mostrado demasiado cariño desde su llegada al timón del equipo camotero. “Desde el principio se los aclaré a todos: mi verdadero objetivo es que la afición esté contenta, sé que ahorita todo el estado de Puebla está contento, y con eso pago un poco de lo mucho que me han dado”, dijo Sánchez Solá.

VENTA DE BOLETOS

Para el partido de este viernes a las 21:00 horas en el Estadio Cuauhtémoc ya están a la venta los boletos en los diversos puntos de venta y taquillas del estadio. En las rampas norte y sur el precio está en 60 pesos, mientras que en la oriente cuesta 65 y en la poniente 75. La cabecera oriente una persona tendrá que pagar 150 para la entrada; en la poniente, 170 pesos. La tarifa en la platea oriente es de 225 y en la poniente 250 pesos.