Pidió a poblanos ante alto número de decesos por Covid

 

Dulce Gómez/ @dulcgomez

 

“Que los fines de semana no sean dos días de relajamiento”, pidió el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, ante el alto número de fallecimientos por Covid-19. Incluso, el mandatario dijo que su administración no asume el color naranja que marcó el Gobierno Federal en cuanto a la pandemia en el estado.

En su habitual conferencia de prensa, el titular del Ejecutivo estatal dejó en claro que siguen estando elevados los contagios de dicha enfermedad, situación por la que la entidad poblana se mantiene en alerta y con restricciones en las actividades no esenciales.

“Siguen siendo números muy elevados, a pesar de las restricciones. Esa publicación del semáforo epidemiológico nacional de estar en naranja, nosotros no la asumimos como tal, seguimos con nuestras restricciones porque inclusive son generosas (…). Hay una enorme preocupación por el número de decesos y la razón que me da (el secretario de Salud) es el tiempo de llegada de los pacientes a los hospitales”, dijo.

Barbosa Huerta dijo comprender que las personas tienen miedo de llegar a los hospitales, sin embargo, enfatizó que es necesario que los poblanos no duden que se les va a curar.

“Donde tienen que estar los contagiados es en un hospital, no en sus casas. El rechazo a ser intubados es una cuestión generalizada, poca gente se quiere intubar de manera voluntaria (…). Seguimos pasando por un momento complicado de la pandemia en Puebla y por lo tanto necesitamos esforzarnos más”, concluyó.

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA