El Puebla es un equipo histórico del futbol mexicano, pues además de representar a una de las metrópolis más importantes del país, tiene uno de los colosos más modernos y con mayor capacidad. Es también un equipo que conoce lo que es ser campeón a nivel nacional e internacional…

Es apoyar a un club con tanta tradición como la ciudad y el Estado que representa. Al oír la palabra Puebla recuerdas cosas que son inherentes a tu país… Una gastronomía única, un equipo de Liga MX y una urbe histórica que regala puente vacacional anualmente.

Ser de la Franja es pertenecer al club más ganador de la historia de la Copa, junto con León y América. Significa tener uno de los cinco estadios con mayor capacidad del país. Es haber contado con el primer campeón de goleo de torneos cortos: Carlos Muñoz. Es saber ganarle al América con todo y sus trampas, al repetirles un 3-2 en partido que se jugó 2 veces en 1973.

Es sinónimo de esfuerzo: como en 1964, reaparecieron en México con jugadores de segunda, ameteurs y veteranos; o el aporte del Chelís entre 2006-2009, tras llegar como un desconocido. Porque Pueblano le pide nada a los grandes: ha sido campeón de Liga y hasta de CONCACAF…

En 1989-90 se llevaron triplete: Liga, Copa y Campeón de Campeones. Ha tenido un hombre que brilló como futbolista y DT en el club: Manuel Lapuente. Por las filas camoteras brillaron jugadores como: Pablo Larios, Carlos Poblete, Ricardo Álvarez, Gerardo Rabajda, Jorge Aravena, etc ¡Eso y más, es ser del Puebla!

 

 

Texto publicado originalmente en: Futbol Total