Ya sea en el estadio Cuauhtémoc o el Luis ‘Pirata´ Fuente, los duelos entre Puebla y Veracruz se juegan a muerte, tanto que su rivalidad recibe el apodo ‘Clásico del Sur’.

El próximo viernes ambos equipos se verán las caras en el territorio veracruzano en un duelo a puerta cerrada para definir un capítulo más entre dos conjuntos que se ven involucrados en el tema del descenso, donde Veracruz amaneció este inicio de semana como último del cociente.

Después de 9 jornadas, la tabla del descenso arde. Puebla es décimo cuarto con 114 puntos (1.2128), en tanto que Veracruz se ubica en la posición 18 con 105 unidades (1.1170), posición al que llegó tras la derrota del pasado fin de semana ante Morelia, hoy en el sitio 17, con 106 y 1.1277 de porcentaje.

Coincidencia o no, Veracruz le dio la bienvenida a Puebla al máximo circuito cuando debutó La Franja el 7 de mayo de 1944.

Justo hace 12 años, en el torneo Clausura 2005, Puebla se despidió de la Primera División a manos del Veracruz.

Dorados de Sinaloa era el candidato a descender, pero La Franja fue alcanzada y finalmente superada en porcentaje siendo el Tiburón Rojo su verdugo.

Sin embargo, años después llego la venganza. Puebla pasó par de campeonatos en el circuito de ascenso y apenas se consumó su regresó tuvo oportunidad de vengarse de los escualos.

En Clausura 2008. cuando faltaban cuatro fechas para concluir el torneo, Puebla y Veracruz competían por la salvación; el escenario fue nuevamente el ‘Pirata’ Fuente.

La Franja era dirigida por José Luis Sánchez Solá, quien se desquitó de lo sucedido tres años atrás. El resultado fue de 2-0 con tanto de Álvaro González e Hiber Ruiz, para dejar en el camino a los comandados por Miguel Herrera. Puebla se salvó al final y Veracruz descendió.

El encuentro del viernes entrante se da a falta de ocho fechas; las circunstancias son similares aunque La Franja tiene un margen considerable sobre los Tiburones Rojos. Un resultado a favor de los poblanos sería profundizar más la herida y el hundimiento de los veracruzanos.

 

Texto publicado originalmente en: ESPN