• El Gobierno del Estado habilitó el CIEPA como punto de atención especializado para el tratamiento de internos; modelo único que fue reconocido en el país

Redacción

De 2020 a la fecha, un total de 483 personas privadas de su libertad, pertenecientes a los distintos centros penitenciarios del estado de Puebla, dieron positivo a COVID-19, así lo informó la secretaria de Gobernación, Ana Lucía Hill Mayoral.

Durante la conferencia de prensa que encabeza el gobernador Miguel Barbosa Huerta, la funcionaria destacó que, gracias al buen manejo de la contingencia sanitaria en el estado y al habilitar el Centro de Internamiento Especializado para Adolescentes (CIEPA) como punto de atención para el tratamiento de dicha enfermedad, el número de internos contagiados no fue mayor.

Señaló que este modelo fue único y reconocido en el país, al resguardar a los reclusos contagiados en un solo lugar para garantizar que el virus SARS-CoV-2 no se propagara entre la población penitenciaria, ni incrementaran exponencialmente los casos, pues de lo contrario pudo traducirse en un aumento desmesurado.

Finalmente, Hill Mayoral mencionó que actualmente existe un caso positivo en los centros de readaptación social, por lo que la persona privada de la libertad permanece aislada y bajo tratamiento médico para alcanzar su recuperación.