Mientras el gobierno de Puebla, a través de la Secretaría de Infraestructura, anunció la intervención del Cerro de Amalucan; algunos vecinos de esta zona, nororiente de la ciudad, se oponen al proyecto.

De acuerdo con la Subsecretaría de Obra Pública y Comunicaciones el proyecto ejecutivo comprende 6.1 hectáreas de un universo de 76.5 hectáreas que integran el Cerro de Amalucan.

En esta zona pretenden construir áreas deportivas y de esparcimiento; donde reforestarán 1,019 árboles de nueves especies, con el objetivo de recuperar los suelos.

La anterior es la principal causa por la que los colonos manifiestan su rechazo al proyecto y promoverán un recurso de amparo, a fin de obtener la suspensión provisional de la intervención.

En entrevista con Poblanerías en línea, Omar Jiménez integrante del movimiento Bosque de Amalucan, expuso que este espacio además de contar con la declaratoria de reserva protegida, desde 1994 por el entonces gobernador Manuel Barttlet Díaz; tiene valor histórico.

“Amalucan tiene gran trascendencia, fue parte de la batalla 5 de mayo de 1862 cuando el Ejército de oriente se enfrentó a los franceses”, consignó en entrevista.

Agregó que cuenta con un conjunto de pirámides que están en ruinas y a las que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) han abandonado, pese a la existencia de la riqueza histórica.

“Es una zona con 20 pirámides y no se han cuidado el INAH ha hecho caso omiso, lo documentan libros de texto gratuito”.

El proyecto ejecutivo se presentó a la Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial (SDRSOT), para la liberación de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).

Según con los planos la extensión territorial del cerro de Amalucan comprende 76.5 hectáreas en total, de las cuales 6.1 de áreas comunes, será utilizarán para la obra.

Reforestación

Además de las acciones antes señaladas, se contempla la reforestación de 1,019 especies de árboles para la recuperación de suelos.

La sustitución de 400 eucaliptos por 1,019 especies benéficas entre las que destacan:

Encino

Clavo

Aile

Jacaranda

Ficusverde

Laurel de la India

Sauce llorón

Fresno

Pino patula

También sembrarán 618,800 plantas y 1,430 de vegetación acuática.

Según la Subsecretaría de Obra Pública y Comunicaciones la obra beneficiará a más de 300 mil habitantes con espacios seguros y limpios para realizar deporte y actividades de esparcimiento o familiares.

El Parque Amalucan incluye la construcción de vasos reguladores de captación de agua pluvial par la prevención de la erosión de suelos, un lago artificial y bioestanque natural, cachas senderos y pista de trote.

Protestas de vecinos

El grupo de vecinos que se oponen a la ejecución de la obra, argumentaron para Poblanerías en línea que una vez que se integren obras de concreto en el cerro de Amalucan comenzará la devastación de la zona protegida.

“El parque, los expertos lo han manifestado, al ponerle una sola gota de concreto estaría afectando la filtración de agua para el cerro y empezaría a modificar, la devastación el cerro, acabaría con la flora y fauna que existe”.

A ello agregó que el cerro de Amalucan y La Calera, son los dos únicos pulmones de oxígeno puro para Puebla y los poblanos.

Hay muchos argumentos para oponernos a la ejecución de esa obra, uno de ellos que es el más importante es que en Puebla solo nos quedan dos pulmones de oxígenos, que es cerro de la Calera y el cerro de Amalucan; los árboles generan bióxido de carbono, generan oxígeno, son esencialmente contrarrestan la contaminación ambiental y del ruido entre muchas otras cuestiones que nos favorecen”.

Promoverán recurso de amparo

Además de las protestas para evitar la intervención en el cerro de Amalucan, los vecinos recurrirán a otros medios legales, como es el juicio de amparo.

En la entrevista, indicó que recurrirán a un juzgado federal en el que solicitarán la suspensión provisional del proyecto, dado que cuentan con los elementos para que el derecho les asista.

“Ya estamos trabajando el amparo para frenar la obra, solicitando la suspensión provisional porque aparte es una ejecución suicida derribar los árboles”.

Al igual que en otros movimientos en los que han logrado que la vida de especies de árboles se preserve, buscarán que ocurra lo mismo con este proyecto.

“Sí puedo adelantar que es una menor de cinco años Grecia y que ha estado en la lucha, y al ser menor de edad vamos a invocar el interés superior del menor y vamos a acudir a tratados internacionales”.

Derivado de lo anterior, los vecinos advirtieron que mantendrán la vigilancia con guardias ciudadanas en el cerro de Amalucan, para evitar el ingreso de maquinaria pesada, informó que entre los colonos se turnan la supervisión y están en comunicación constante para resguardar el área, con la que desde hace varios, consideran su espacio natural.

Texto originalmente publicado por: Poblanerías