Por: María Muñoz

La Dirección de Protección Civil Municipal montará guardia para verificar que la visita a las iglesias durante la Semana Santa sea fluida, esto, derivado del sismo del pasado 19 de septiembre, informó el director del área, Gustavo Ariza Salvatori. En entrevista, el funcionario dejó en claro que ninguno de los templos que forman parte de la procesión del Viernes Santo resultó con nuevos daños tras el sismo del 16 de febrero del presente año, empero, resaltó la necesidad de evitar que los fieles permanezcan al interior de los recintos. Señaló que la idea es que la gente ingrese de manera fluida y sin pernoctar, como antes sí sucedía, especialmente para evitar lamentar algún hecho. Manifestó que, seis iglesias resultaron con nuevos daños, empero, no forman parte del recorrido que la gente hace durante la también conocida “Semana Mayor”. “Algunas iglesias sí tienen algunos daños agregados a los del 19 de septiembre y son los que se están revisando. Algunos tenían fisuras y se convirtieron en grietas, por lo que ya se están haciendo supervisiones”, dijo. Entre ellas, La Compañía, El Hospitalito y San José.

En este caso, indicó que existían iglesias cuyas fisuras se convirtieron en grietas. Al respecto, puntualizó que personal de la Dirección de Protección Civil evitará el ingreso de la gente; por el contrario, los encargados de los templos deberán sacar al atrio las imágenes para que, en dicho espacio, sean admiradas. “Se sacarán las imágenes para que no corra riesgo la gente. Las que tengan daños mayores estarán cerradas y para las que están bien, únicamente se agilizará el paso de los files”, expuso Ariza Salvatori.