Aseguró que el proceso de entrega-recepción se hará conforme a la ley, sin embargo, si detecta alguna anomalía será atendida por las instancias correspondientes

 

Carolyne Rodríguez /@carolyne_rb

 

El candidato panista a la presidencia municipal de Puebla, respaldado por los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Revolución Democrática, Pacto Social de Integración (PSI)y Compromiso por Puebla (CPP), Eduardo Rivera Pérez, aseguró que, en caso de llegar a palacio municipal, él no iniciara una cacería de brujas.

En entrevista, el abanderado sostuvo que, de ganar la alcaldía de Puebla, el proceso de entrega-recepción se hará conforme a ley, por lo que negó vaya a haber alguna persecución contra la administración saliente.

Abundó que, si dentro de las observaciones que se hagan como parte de este ejercicio, se detecta alguna irregularidad, ésta será atendida por las instancias correspondientes, toda vez que él como alcalde en funciones se concentrará a gobernar la ciudad.

Por otra parte, explicó que algunas de las solicitudes que ha recibido en su página oficial, que han sido recurrentes, está la posibilidad de volver a aplicar la red de bicicletas públicas, pero antes, a través de un dictamen, se trabajaría para detectar qué ciclovías tienen que desaparecer, cuáles son funcionales y si éstas tienen posibilidad de crecer.

Además, organismos empresariales como Canacintra le han solicitado que las más de mil 700 toneladas de desechos puedan destinarse a ciertas industrias para ser aprovechados con la generación de energías.

“Tenemos un problema de lixiviados, la contaminación al medio ambiente, estaremos buscando medidas ecológicas de sustentabilidad con la participación de la Federación y gobierno del estado”, dijo.