Durante el primer semestre del 2017, al día se han cometido al menos tres asaltos en el transporte público, aunque no todos los casos se han dado a conocer públicamente, ya que mientras el gobierno de Luis Banck Serrato tiene registrados 62 hechos, en un recuento realizado por CAMBIO, se contabilizó un total de 46, siendo el mes de junio el más violento, en el que dos personas perdieron la vida; un policía y un civil.

 

Tomando en cuenta únicamente los atracos cometidos en la capital poblana, tres personas han sido asesinadas por tratar de impedir que maleantes se apoderaran de lo ajeno. Eso, sin contar los hechos registrados en el interior del estado, donde han sido ejecutadas al menos cinco personas por la misma razón.

 

De acuerdo con el recuento realizado por esta casa editorial,  en dicho lapso, al menos tres usuarios fueron lesionados con arma blanca y otros 15 presuntos ‘ladroncillos’ fueron detenidos, entre ellos los supuestos asesinos de Erick Bolio –ultimado en la ruta 27A el 29 de abril– y del uniformado, Luis Antonio Juárez, ejecutado la noche del jueves por asaltantes de la ruta 7-A en la colonia Belisario Domínguez.

 

Aunque la seguridad en el transporte público se ha reforzado cada vez más a través del operativo ‘Pasajero Seguro’, en el que participan policías municipales, estatales y de la unidad canina K9, los atracos han continuado al mismo ritmo. El nuevo plan es instalar 200 botones de pánico en las 10 líneas más problemáticas.

 

Junio, el mes más violento: 23 asaltos, dos muertos

 

En la revisión hemerográfica que realizó CAMBIO, fueron contabilizados 23 asaltos a diversas rutas en junio, el mes más violento del año, ya que en este lapso fueron ultimadas dos personas, además de dos lesionados y seis detenidos.

 

Entre los casos más violentos está el atraco en la unidad 36 de la Ruta 3-A, donde Román Mora Carmona perdió la vida tras recibir un balazo, luego de golpear a uno de los asaltantes que intentaban darse a la fuga el pasado tres de junio.

 

Una semana después, gracias a grabaciones de una pasajera de la Ruta 68, se pudieron exhibir los momentos de pánico y tensión de pasajeros de la unidad 11, tras ser asaltados por al menos ocho sujetos, entre ellos una mujer.

 

Sobre este caso, según las autoridades, el 22 de junio detuvieron a dos de los supuestos responsables, uno en la capital del estado y el otro en el municipio de Huejotzingo.

 

Por la indignación que provocó el caso, en redes sociales se convocó a linchar a los sujetos que participaron, y fueron difundidas diversas fotografías.

 

Tres muertos por asaltos violentos en 2017

 

El último asesinato provocado por la ola de asaltos en el transporte público, fue contra Luis Antonio Juárez quien recibió un balazo en la cara y pecho cuando intentaba detener a ladrones de la unidad 23 de la Ruta 7-A en la colonia Belisario Domínguez el pasado 29 de junio.

 

Murió en el mismo mes que Román Mora Carmona de la Ruta 3-A. Uno de los primeros asesinatos del año fue contra el comunicólogo Erik Bolio quien perdió la vida tras defender a una mujer y a su hijo de asaltantes en una unidad de la 27 A, mientras circulaba sobre la calle 9 Norte. En esa ocasión, los asaltantes le dispararon en el pecho y aunque recibió atención médica, perdió la vida.

 

 

 

En 2016, uno de los primeros asesinatos en transporte público ocurrió en noviembre cuando un hombre fue ultimado en la Ruta 18 en La María, cuando días después el alcalde Luis Banck realizó un recorrido para prometer seguridad.

Texto publicado originalmente por: Eduardo Sánchez Montero/ Diario Cambio