El ex delegado del IMSS dice que Barbosa no ha ganado elecciones y Martha Erika es el continuismo

 

Por: Marisol Córdova

 

Jorge Estefan Chidiac, dirigente estatal del PRI, y Enrique Doger Guerrero, ex delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), coincidieron que, en caso de ser electos para la candidatura a la gubernatura, ganarán la contienda a la panista Martha Erika Alonso, asimismo, negaron haya un pacto para allanarle el camino a la abanderada albiazul.

 

Entrevistados por separado al concluir su reunión, Doger Guerrero sostuvo que el senador Miguel Barbosa Huerta, aspirante a la gubernatura por Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) nunca ha ganado alguna elección; mientras que Martha Erika Alonso, precandidata por la coalición Al Frente por Puebla por ese mismo cargo, representa la continuidad del morenovallismo que la gente no quiere.

 

“Yo creo que le afecta a su partido. Como mujer y persona merece todo mi respeto (refiriéndose a Martha Erika), pero representa la continuidad del morenovallismo y la gente no quiere eso. Es la esposa del ex gobernador Moreno Valle y no queremos que siga gobernando”.

 

 

Doger Guerrero recordó que ya fue presidente municipal y sostuvo que, en caso de que nuevamente sea electo para ese cargo, ganará la contienda: “Si a mí me toca ser candidato iré con todo a la alcaldía. Yo  gané  en el 2004 la alcaldía, yo gané la diputación. Vamos a ir con todo, vamos con un partido Unido”.

 

 

Por su parte, Estefan Chidiac afirmó que esperará los tiempos y definiciones de su partido, pero aseguró que tanto Juan Carlos Lastiri, Doger Guerrro y él estarán en la boleta del 1 de julio, al tiempo que rechazó pactos con el morenovallismo.

 

“Quiero decírselos de una vez: Jorge Estefan no es timorato ni cobarde, ya lo he demostrado por las duras batallas que he dado con Rafael Moreno Valle. Lo que nos interesa es que Doger, Lastiri y yo estemos juntos, sin fracturas y no parezca que secuestre el partido”, manifestó.

 

Estefan Chidiac rechazó que esté pactada la derrota de su partido por alguna negociación con el morenovallismo, con la finalidad de que le den votos al precandidato presidencial José Antonio Meade.