Se trata de un terreno que donaría el Ayuntamiento para este tipo de casos

Exclusivas Puebla
De acuerdo a las versiones oficiales, las autoridades tanto del estado como del Ayuntamiento capitalino se preparan para darle cristiana sepultura a poco más de mil cien cuerpos de pacientes que fallecieron por Covid-19.
Las víctimas del mortal virus serían enterradas en una fosa común, cuyo terreno se ubica en las inmediaciones de la junta auxiliar de San Francisco Totimehuacán, y lo está poniendo a disposición de los familiares de estos pacientes que por desgracia sucumbieron ante el coronavirus.
Hay que recordar que desde hace una semana, la propia presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco ya había anunciado la idea de su administración de poner ese terreno para crear un cementerio especial para todas aquellas personas que han muerta en esta contingencia sanitaria por la pandemia que ha azotado al mundo.
Así lo llegó también a confirmar el área de comunicación de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos del municipio de Puebla, que a través de un comunicado dio a conocer que en breve estarían listos, en una primera etapa, un total de 362 fosas divididas en cuatro secciones para poder inhumar hasta tres cuerpos por fosa, para que así se cumpla meta de mil 86 cadáveres.
Las mismas autoridades municipales, han reconocido que los panteones de la capital se encuentran imposibilitados para albergar esa cantidad de cuerpos, por eso se buscó esa solución de las fosas comunes, para evitar que los cuerpos queden en plena vía pública como en otros países, específicamente como la tragedia que vivió Ecuador por varias semanas.