Infobae

Productos como el aguacate, el limón, el chile y la cebolla suelen ser imprescindibles en las cocinas mexicanas, pues se utilizan para diversos platillos como chilaquiles, enchiladas, guacamole, para preparar alguna salsa o simplemente para acompañar y darle más sabor a la comida.

En este sentido, el aumento de sus precios no ha pasado desapercibido para los mexicanos, pues enero es el mes en que los precios suelen aumentar y hay una explicación para ello, pues de acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y el Servicio de Información Agropecuaria y Pesquera (SIAP), se debe a la estacionalidad, ya que en el caso del limón con semilla en enero se produce menos asimismo Michoacán (su principal estado productor), reportó una disminución del 48 por ciento.

Por su parte, el aguacate está enfrentado su cuarto mes de menor producción con 7.5 por ciento del total nacional, esto aunado a las exportaciones, no obstante, de acuerdo con datos de la herramienta “Quién es Quién en los Precios” de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), el kilo de aguacate Hass en la Ciudad de México (CDMX) y Área Metropolitana tiene un precio mínimo de 29.80, un precio máximo de 29.00 y un precio promedio de 63.12 pesos.

El kilo de aguacate de la sucursal de Soriana Híper ubicada en Tacubaya alcanzó los 29.80 pesos mientras que éste aumentó en el mercado Melchor Ocampo al llegar a los 90 pesos.

Asimismo, la cesta de consumo mínimo en México cerro diciembre con una tasa de inflación anual de 8.11 por ciento, según cifras del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) divulgadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). En México, desde la mitad de 2021 inició la tendencia sostenida y acelerada del incremento de precios.

En este contexto, la inflación también ha provocado este aumento, incluso en los alimentos preparados, como la birria y la barbacoa, ya que de acuerdo con datos del INPC, incrementaron 11 por ciento en sus precio en comparación con el periodo de 2020.

No basta el propio aumento de precios por la estacionalidad, pues los supermercados suelen apoyarse de publicidad engañosa para ofertar productos en menor precio y finalmente, que sean adquiridos a precios más altos, como lo reportó el usuario de Twitter @JerryGarcia99 quien reside en Nuevo León: “Q onda @TiendaSoriana @OrgSoriana !! En su sucursal nueva Hiper Valle Oriente cobran el aguacate hass como aguacate jumbo exportación con precio de $94.90 en lugar de $29.80 como lo anuncian en medios.

 

PUBLICIDAD ENGAÑOSA

 

Seis días después, el supermercado le dio un folio para darle seguimiento a su caso y aunque la información sobre los precios mostrados es verdadera, no fue publicitada de forma correcta.

Otros productos que también aumentaron sus precios

Entre estos aumentos, destaca también el kilo de limón con semilla, ya que su precio mínimo se ubica 39.90 pesos, el precio máximo en 75 y el precio promedio en 60.84 pesos, mientras que el kilo de limón sin semilla va de los 26.67 a los 69 pesos.

Los productos que incrementaron sus precios con respecto a la primera semana de enero fue el kilo de cebolla blanca que ahora se ubica en un precio máximo de 48.10 pesos y un mínimo de 18 pesos.

Por otra parte, el kilo de carne molida de res va de los 79 pesos a los 190 pesos en tanto el chile de árbol o chile verde, se vende en 48 pesos en la Central de Abastos de Iztapalapa a la vez que en Chedraui de Mundo E, el costo máximo es de 190 pesos por kilo. Asimismo, el kilo de chile serrano reportó un precio mínimo de 16 pesos y un máximo de 70.90 pesos.

Diría el legendario Chava Flores “Mira Bartola, ahí te dejo esos dos pesos, pagas la renta, el teléfono y la luz”. Sin embargo, al día de hoy no quedaría ningún resto para que Don Chava se echara su alipús, porque los precios de la canasta básica han ido subiendo cada vez más, sobre todo porque los niveles de inflación mundial están por los cielos, hay cuesta de enero y como consecuencia un aumento casi descontrolado de los precios. 

Y es que, en los últimos días, hemos visto cómo el precio del aguacate y el limón se ha elevado por los cielos. Al menos así lo muestran los informes diarios de las últimas 2 semanas donde hemos sido testigos de todos los altibajos de los costos. Mientras que el 7 de enero el limón con semilla estaba a 53.06 pesos, el aguacate hass estaba a $53.11 pesos, que demostró variar un 56.6% en el caso del fruto cítrico y un 18.5 % con respecto a la semana anterior. 

Para el 10 de enero, los precios del aguacate y el limón presentaron cambios, pues mientras el primero bajó a 52.28 el kilo, el limón aumentó a 55.56 pesos el kilo. En el informe se señala que el aguacate hass tuvo una baja en precio, debido a que hay mayores exportaciones, lo que provoca que el precio de indiferencia sea mayor para el mercado local y por su parte, el limón con semilla vivió el incremento porque aunque aumentó su demanda, no su producción.

 

¿Cuánto ha subido el limón y el aguacate en 2022?

Para el pasado 11 de enero, el limón con semilla volvió a incrementar su precio $12.16 pesos en el precio por kilo, es decir 24.3% con respecto a la semana pasada, por lo que su costo  final es de 62.22 pesos el kg; mientras que el aguacate subió 18.5%, es decir 8.30 pesos más si comparamos el precio de ahora 53.11 con respecto a hace 7 días, que se llegó a encontrar en los mercados hasta en $48.89, por allá del 5 de enero.

Al respecto, la SIAP informó que estos incrementos se deben a su estacionalidad, ya que en el caso del limón con semilla, enero es uno de los meses que se produce menos, aunado a que su principal estado productor (Michoacán) reportó una disminución del 48 por ciento. En cuanto al aguacate, enfrenta su cuarto mes de menor producción, con 7.5% del total nacional, aunado a las exportaciones.

Otros productos que también mostraron un incremento, aunque menor, con respecto a la semana pasada, fueron la cebolla blanca, con un aumento de $2.80 por kilo, es decir un 16.6%, con un precio actual de $19.67 pesos al 11 de enero y la carne de res en canal, cuyo precio subió $1.74 pesos por kilo y al 11 de enero se encuentra en 92. 10 pesos el kilogramo, 1.9% más que su precio la semana pasada.