Omar Sánchez

Campesinos de San Lorenzo Almecatla, junta auxiliar perteneciente a Cuautlancingo, ventilaron las afectaciones que sufrieron sus cultivos por el uso de cañones antigranizo por parte de la armadora alemana Volkswagen México, esto, desde mayo de este año. Uno de los afectados de nombre Nazario Cuautenco Cortés mencionó que la mitad de la población de San Lorenzo Almecatla sufrió afectaciones en sus cultivos de maíz, frijol y calabaza, a pesar de esta situación, la autoridad estatal no está “actuando” como debería ser. “Se dan cuenta que sufrimos de agua, y si ya no permiten que llueva, de por sí tenemos problemas con los mantos acuíferos, ya no se van a recargar”, dijo Cuautenco Cortés. En ese sentido, precisó que, durante la cosecha de este año, iba a levantar siete toneladas de maíz, sin embargo, sólo juntará una tonelada y media, por lo que su siembra de dos hectáreas se echó a perder. Por su parte, el regidor de Migración, Trabajo y Medio Ambiente de la Comuna Cuautlancingo, Rafael Ramírez Hernández, recordó que, recientemente, envió un oficio al Gobierno del Estado, a fin de que suspenda los permisos otorgados por la Secretaría de Desarrollo Rural Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial (Sdrsot) a favor de la empresa automotriz citada. “Es claro que esa supuesta promesa de suspensión solamente lo hacían de cara al proceso electoral, realmente les preocupaba el proceso electoral y no les preocuparon las afectaciones que han ocasionado a las zonas de cultivo, en todas esas zonas la gente no va a tener las cosechas que ellos pensaban”, dijo Ramírez Hernández. Agregó que el responsable directo de que funcionen los cañones antigranizo es el ejecutivo estatal, además de que Volkswagen hizo, de manera supuestamente “fraudulenta”, un trámite para usar estos dispositivos sin el procedimiento adecuado de los estudios de impacto ambiental.