Es común que en este día se hagan diversos tipos de bromas, pero la conmemoración tiene un trasfondo muy diferente.

 

Por: Oscar Cota

El Día de los Santos Inocentes es la conmemoración de un episodio cruel para el cristianismo, la matanza de todos los niños menores de 2 años en Belén (Judea) , por ordenes del rey Herodes I ‘El Grande’ con el fin de deshacerse de el anunciado Mesías, futuro Rey de Israel (Jesús de Nazaret).

Con el pasar de los años, en España y Latinoamerica este día se ha convertido en el día perfecto para gastar bromas a cualquier despistado. Medios de comunicación aprovechan la ocasión para publicar noticias falsas en sus diferentes plataformas, en donde nunca falta el inocente que las cree.

En México la forma de celebrarlo varia dependiendo el lugar, van desde las bromas ligeras hasta las bromas muy pesadas. Por otra parte en algunas iglesias  se le ofrecen regalos y comida al niño Jesús, las ofrendas pueden ser variadas, desde prendas para vestirlo, hasta dulces, pan, entre otras cosas.

En algunas zonas de América es importante no prestar dinero u objetos, ya que este día es válido quedarse con las cosas. El prestatario puede excusarse con la muy popular frase: ‘Inocente palomita que te dejaste engañar’ o su versión extendida: ‘Inocente palomita que te dejaste engañar, sabiendo que en este día nada se puede prestar´ o ‘Inocente palomita que te dejaste engañar, hoy día de los inocentes te dejaste engañar’, o ‘Herodes mandó a Pilatos, Pilatos mandó a su gente; el que presta en este día pasará por inocente’.

 

Hay celebridades muy parecidas alrededor del mundo, como  Fools’ Day (el “día de los tontos”), celebrado el 1 de abril en países anglosajones  y ‘La Fiesta de locos’ , que se celebraba principalmente en Francia el primer día del año para honrar al asno en que cabalgó Jesús el domingo de Ramos para hacer su entrada triunfal en Jerusalén, se considera también precursora del día los Inocentes.