Medio año después y luego de cuatro convocatorias de subasta, el Gobierno municipal logró vender una camioneta Suburban 2015 que estaba a disposición del edil Luis Banck Serrato y que se puso en venta como una de las medidas de austeridad para este año.

De acuerdo con lo dado a conocer este lunes por el tesorero Javier Arrona Urrea tras participar en la Comisión de Patrimonio y Hacienda Pública Municipal, el vehículo se subastó por más de 500 mil pesos que ya ingresaron a las arcas municipales y como se planteó desde un principio servirán para la adquisición de equipo de seguridad pública.

El costo de la camioneta de Banck Serrato fue de más a menos en las cuatro subastas por el ajuste porcentual que se realizó en cada proceso. En marzo se arrancó con una propuesta de cantidad mínima de 751 mil 222 pesos y para el cuarto identificado con el número TM-SP-001/2017-4, se señalaron 547 mil 713.

El parque vehicular de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPyTM), indicó Arrona Urrea, también aumentará con un presupuesto ampliado de 8 millones de pesos que se aprobó para ese fin y que permitirá adquirir una veintena de patrullas.

Estas, detalló el funcionario, serán como los Jetta de Volkswagen, de las que en 2016 se adquirieron 37 unidades con un costo superior a los 390 mil pesos según el catálogo de bienes inmuebles y que se estima que este año puedan superar por costo unitario, los 400 mil pesos.

El segundo presupuesto, agregó, podría incluir también recursos federales del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg) y este, como ya lo anunció Banck Serrato se podría emplear también para el tema de un aumento salarial para los policías.

En otros temas de la Tesorería, Arrona Urrea indicó que en lo que va del año ya alcanzaron un 62 por ciento de recaudación del impuesto predial, que esperan cerrar el año con un máximo de 67 y que este sería sólo dos puntos porcentuales más de lo recaudado en 2016.

 

 

 

Texto publicado originalmente en: e-consulta