La vigilancia se extendió también al Parque Juárez, donde existe una menor cantidad de esta especie de árboles

 

Carolyne Rodríguez /@carolyne_rb

 

El gobernador Miguel Barbosa instruyó a que la Secretaría del Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial, a cargo de Beatriz Manrique Guevara, revise el derribo de árboles y palmeras que realizará el Ayuntamiento de Puebla en la zona de Analco y en la Avenida Juárez.

“He instruido a la Secretaría del Medio Ambiente que analice este tema, su procedencia, si hay afectaciones al medio ambiente, razones que permitan este abuso y que, conforme a la ley, si se encuentra el fundamento se impida, pero de manera inmediata, no podemos ver que este tipo de abusos ocurran y que la decisión se tome al final de un mandato”, dijo.

El mandatario estatal reprobó que en la recta final de la administración municipal de Puebla se asuman estas decisiones.

Fue después del mediodía cuando la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial (SMADSOT), clausuró la tala de los distintos ejemplares.

La dependencia aseguró que el gobierno municipal causó un severo desequilibrio ecológico al talar 13 palmeras en el Barrio de Analco, por lo que exhortó al municipio a presentar estudios validados sobre el origen de esta acción.

La titular de la dependencia, Beatriz Manrique Guevara, explicó que personal de las direcciones Jurídica y de Inspección colocó sellos y citó al responsable de Medio Ambiente del municipio de Puebla para justificar el corte.

La vigilancia se extendió también al Parque Juárez, donde existe una menor cantidad de esta especie de árboles.

En el caso, de la Avenida Juárez, se hallaron 73 palmeras marcadas para su corte, la SMADSOT solicitó apoyo de la fuerza pública para evitarlo, toda vez que no se contaba con un estudio que avale con certeza el estado que guardan.