“Si no te acuestas conmigo, vas a ver cómo te carga la fregada”, sentencia de servidor público de la Secretaría de Turismo del Estado a una de sus empleadas

Exclusivas Puebla

“Si no te acuestas conmigo, vas a ver cómo te carga la fregada a ti y a tu papá, así que deja de ponerte tus moños, si no, hasta tu padre se queda sin trabajo”, fue la amenaza con la que un funcionario de la Secretaría de Turismo del Estado de Puebla le hizo a una de sus empleadas, quien durante dos años, aproximadamente, vivió el terrible acoso sexual y laboral. Se trata de Leopoldo N., encargado de la Dirección de Parques, Mantenimiento, Seguridad y Tecnologías de la Información de Convenciones y Parques, área dependiente de la Secretaría de Turismo del Estado, el sujeto que con esa amenaza quería obligar a la víctima a tener relaciones sexuales. Después de varios intentos de este sujeto porque la mujer cediera a sus bajos y repugnantes instintos, el funcionario estatal la amenazó de esa forma con la finalidad de evitar que lo denunciara, pero, pese a ello, la víctima de acoso se armó de valor y denunció ante las instancias correspondientes los hechos, por lo que ya existe una carpeta de investigación de este caso. Con base en su declaración preparatoria, la cual quedó asentada en la carpeta de investigación número 342, la víctima llegó en febrero de 2015 a formar parte del equipo del área de Mantenimiento de dicho organismo, siendo designada como asistente personal de su verdugo, Leopoldo, quien en ese año fungía como jefe de la mencionada área. Al principio, la relación laboral era normal, pero para noviembre y diciembre de ese año, la situación fue cambiando de manera radical, pues empezó a coquetear con ella, resaltando aspectos de su físico.

Pero no fue sino hasta 2017 cuando este sujeto le declaró de manera abierta a la víctima, cuyo nombre se omite por razones de seguridad, que estaba enamorado de ella, porque le gustaba mucho. Más tarde, le propuso que fueran novios, y hasta llegó a proponerle sostener una relación extramarital, es decir, que fuera su amante, esto porque ese hombre es casado, cosa que a ella ya le molestaba mucho. Incluso, el servidor público le confesó que estaba celoso de su novio, a quien dijo tenerle odio, y que fuera pensando bien las cosas y que no se resistiera mucho. Días después, se registró el primer incidente bochornoso para ella, pues el sujeto le pidió que le llevara a su oficina unos documentos y, ya allí, estando solos, éste aprovechó para levantarle la falda. Fue entonces cuando ella le dijo que lo denunciaría. En respuesta, éste hombre la amenazó, asegurándole que “si no te acuestas conmigo, vas a ver cómo te carga la fregada; tú bien sabes qué contactos tengo, y que Lambertus Matthijs De Kool me protege y nada me va a hacer”. El citado funcionario, para entonces ya ascendido a director de área, seguiría acosando a la mujer, por lo que ella pidió su cambio de área, pero le fue negado por el propio sujeto Leopoldo, quien insistía cada vez más que se acostara con él, y la cambiaría de área, pero si se negaba, le iba a hacer la vida imposible. Con todo y esas amenazas, la muchacha se armó de valor y terminó denunciando al depravado sujeto. La mujer espera que se haga justicia y se le imponga la sanción debida.