Nora Merino llamó al auditor Superior del Estado a realizar las investigaciones y sanciones en caso de que sean necesarias

Jesús Lemus

La diputada del Partido Encuentro Social (PES), Nora Merino Escamilla, pidió a la Auditoría Superior del Estado (ASE), investigar si el ex gobernador Antonio Gali Fayad malversó 220 millones de pesos que recibió en su administración para los sismos de 2017.

Señaló que el titular de la ASE, Francisco Romero Serrano, tiene los atributos por ley para hacer estas indagatorias y sancionarlas, en caso de corroborarse esta situación, que denunció el gobierno de Miguel Barbosa Huerta esta semana.

Señaló que no se puede permitir esta malversación de recursos públicos, toda vez que los 220 millones de pesos se destinaron para atender los rezagos del sismo, que dejó severas afectaciones en diversos municipios del territorio poblano.

“Hago este llamado al auditor de Puebla para que dentro de sus facultades investigue de manera inmediata esta situación, no se puede permitir que de manera dolosa se desvíe el dinero cuando se destinó para el tema de los sismos”, pidió la legisladora Merino Escamilla.

Aclaró que no se trata de un revanchismo político en contra de Gali Fayad, sino de una exigencia de cuentas claras, porque sin importar que haya culminado su mandato como gobernador de Puebla, no se puede permitir que haya cometido este desvío de 220 millones de pesos.