Esto, luego de que el Ciepa fuera utilizado para internos Covid

 

Jesús Lemus

 

Legisladores poblanos pidieron a las autoridades pertinentes garantizar la protección de los derechos humanos de los menores infractores que se encuentran en la cárcel de San Miguel, a donde fueron trasladados provisionalmente, debido a que el Centro de Internamiento Especializado para Adolescentes (Ciepa) fue adaptado para atender a reos adultos enfermos de coronavirus.

Ante este escenario, la bancada del PAN señaló que los menores infractores deben ser separados de los reos adultos, toda vez que la prisión de San Miguel no fue adaptada para este sector de la población.

Destacó que las autoridades competentes también deben garantizar que no habrá restricciones para que los familiares puedan visitar en dicha cárcel a los menores infractores que fueron trasladados momentáneamente mientras dura la pandemia.

También se dijo que la Red por la Infancia y la Adolescencia, junto con otras 20 agrupaciones civiles, han mantenido un trabajo de supervisión de índole social, para evitar que a estos menores infractores se les violen sus derechos mientras se encuentran en San Miguel.

“Es importante que no se sigan poniendo limitantes a sus familiares para visitarlos, pues éstos son pieza clave para la reinserción de las y los adolescentes; máxime que la razón por la que fueron traslados al Centro Penitenciario de San Miguel, no corresponde a los casos citados”.