Por: María Muñoz

El candidato a la gubernatura de Puebla por Morena, Luis Miguel Barbosa Huerta, exigió piso parejo durante el presente proceso electoral, y pidió que ningún funcionario estatal presione, amague o espíe a presidentes municipales y empresarios. En conferencia de prensa, junto con el dirigente estatal de este instituto político, Gabriel Biestro Medinilla y la candidata a la alcaldía capitalina, Claudia Rivera Vivanco, Barbosa Huerta acusó que supuestamente a empresarios se les ha pedido no apoyar al candidato a la presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador. A un día de que el tabasqueño se reunió con cerca de 400 empresarios en Puebla, pero sin la presencia de varias cámaras empresariales, el abanderado a la gubernatura señaló que algunos miembros de este sector tienen miedo de expresar su opinión política. “Empresarios de Puebla tienen miedo de expresar su opinión política, me lo han dicho.

Los amenazan con auditorías sobre cuestiones fiscales, el SAT federal trabaja con el Gobierno local para revisar a empresarios que se’ portan mal’”, aseguró. En otro tema, Luis Miguel Barbosa aseveró que, durante el presente proceso electoral, el PRI está desangelado, incluso, comentó que “no existe”. “No nos referimos al PRI porque sencillamente no existe, está desangelado”, acotó, al tiempo de enfatizar que la pelea por el cargo se dará únicamente entre Morena y la coalición Por Puebla al Frente, que encabeza Martha Erika Alonso Hidalgo. Además, afirmó que el candidato a la gubernatura por el tricolor, Enrique Doger Guerrero, es amigo de Rafael Moreno Valle Rosas. “Aquí no compite el PRI, sólo está deambulando en el estado sin saber qué hacer. El pleito será entre Morena y el PAN y les vamos a ganar”, destacó. Asimismo, exigió la implementación de la Alerta de Género en el estado debido a la ola de feminicidios, pues a decir del mismo, en lo que va del año se han registrado 23 asesinatos de mujeres y más de 33 denuncias por violación.

“Que se analice en cada momento la necesidad de la declaratoria de Alerta de Género, que no se vea como una afectación política. El PAN es un partido conservador que se inclina a que las cosas sigan como siempre”, dijo, en alusión a la resistencia de la administración estatal pasada para emitir dicha declaratoria. En tanto, a pesar de que los candidatos de otras fuerzas políticas presumen encuestas que los posicionan como punteros, Barbosa Huerta declaró que la realidad es que Morena se mantiene por arriba del resto de los aspirantes. “Para medir si estamos bien, mal o regular, nosotros tenemos encuestas de cada distrito, porque ahora que medimos a muchos aspirantes a diputados locales, mandamos a hacer encuestas… lo que medimos son a los aspirantes a la diputación local, la gubernatura y la Presidencia de la República, estamos muy arriba”, acotó. En su turno, la candidata a la presidencia municipal por Morena, Claudia Rivera Vivanco, consideró que su contrincante del PAN, Eduardo Rivera Pérez, debe renunciar a la candidatura por dignidad. “Siempre ha sido una incógnita su participación, autenticidad y el aprecio de las necesidades, deja muchísimo en duda; si no es por acá, es por allá. Es un hartazgo esta política anquilosada de todos los que están aspirando”, finalizó.