Infobae

A propósito de su regreso a las canchas después de casi nueves meses de inactividad, el delantero mexicano del Wolverhampton, Raúl Jiménez, reveló que Petr Cech, el legendario portero del Chelsea que sufrió una lesión similar en el 2006, se puso en contacto con él durante su recuperación para ofrecerle su apoyo.

“He estado en contacto con Petr. Me envió un mensaje de texto diciendo que si necesitaba o quería que él estaba allí”, declaró Jiménez en una entrevista que dio a medios de comunicación de Inglaterra vía Zoom.

“Una vez que fuimos a un partido en Londres, o el equipo fue a un partido en Londres, le llevó al médico uno de sus cascos para ver si podíamos hacer algo similar. Ese tipo de cosas te permiten saber que la gente está ahí contigo, incluso si no te conocen, están ahí para ayudar”, explicó Jiménez.

Cabe señalar que desde su lesión el mexicano ha probado diferentes tipos de protección en la cabeza. Sin embargo, el delantero azteca confesó que si fuera por él jugaría sin dicho accesorio.

“Ya estoy acostumbrado. Lo he estado usando desde marzo. No es una gran diferencia. Me siento seguro. Si depende de mí, no lo usaría, jugaría como de costumbre. Pero los médicos me dijeron que es protección para prevenir algo que en este momento podría ser más peligroso para mí que para cualquier otro jugador”.

“Me siento lo suficientemente bien como para hacerlo sin el protector, pero sé que tengo que estar en la misma línea que los médicos y cirujanos y dicen que es mejor para mí usarlo. Ha habido algunas modificaciones y ahora es casi el 100 por ciento lo que quiero. Me siento muy cómodo con el que usé en el último partido”, detalló.

Petr Cech llegó a la Premier League en 2004 procedente del Rennes. Tras once temporadas en el Chelsea, firmó por el Arsenal en 2015. Ganó cuatro títulos de campeón de Inglaterra y una Champions con los “Blues”.

Su carrera también estuvo marcada por su grave lesión en la cabeza, en 2006. En un choque con un jugador del Reading, sufrió una fractura de cráneo. Operado, volvió cuatro meses después, portando desde entonces un casco negro (como el que utilizará Jiménez), que se convirtió en su signo distintivo.

Por su parte, el internacional mexicano de 30 años jugó el sábado su primer partido oficial, 258 días después desde el fatal choque que protagonizó con el defensa brasileño David Luiz. Su equipo perdió 1-0 frente al Leicester y Jiménez llevó todo el tiempo un casco protector adaptado a sus gustos y con el que, dijo, se sentía “realmente cómodo”.

Fue a través de su cuenta oficial de Twitter que el artillero envió un contundente mensaje a la afición. “Esperé casi nueve meses por este momento, para volver a competir y hoy estoy de vuelta. No fue el resultado que esperamos, pero nos ayudará a crecer como equipo”, declaró en el perfil verificado de @Raúl_Jiménez9. Además compartió una fotografía donde se le nota confiado a pesar de la lesión.

El ariete de 30 años se encuentra completamente recuperado respecto a la fractura que sufrió en noviembre del año pasado y ahora solo resta completar el trabajo físico para recuperar ritmo y condición, ya que además debe continuar con la adaptación del nuevo entrenador, Bruno Lage.