El club Pericos de Puebla, actual campeón de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), cumplió hoy con su quinto día de prácticas de pretemporada, rumbo a la campaña 2017 del circuito veraniego de pelota.

En sus instalaciones del Estadio Hermanos Serdán, la novena “emplumada” trabajó en dos sesiones, bajo la mirada del mánager estadounidense Von Hayes, quien se muestra muy contento por la gran respuesta que han tenido sus jugadores.

El timonel norteamericano confió que el plantel verde llegará en óptimas condiciones físicas y mentales a la inauguración de la campaña 2017, ya que la idea es comenzar con triunfos, para no tener complicaciones más tarde.

Uno de los jugadores que ha llamado la atención de Hayes es Jonathan Paul Ramírez, quien tiene experiencia en sucursales de ligas menores de Estados Unidos, y en la campaña anterior de la LMB tuvo un buen desempeño con Broncos de Reynosa.

Ramírez señaló que en este 2017 se sacará “la espinita” que se le clavó el año pasado, luego que no pudo redondear una buena actuación con Pericos, de ahí que fue prestado a Reynosa, en donde logró destacados números.

“Este año regreso con Puebla para tener una gran temporada, es la meta que me he puesto. En 2016 estuve con Reynosa y logré buenos números, pero ahora quiero consolidarme y darle grandes resultados a Pericos”, señaló. Indicó que la novena poblana se armó con grandes jugadores, ya que el objetivo es muy claro, llegar de nueva cuenta a la Serie Final y ganarla, ya que el bicampeonato es para los que trabajan en este momento.

“Todos queremos el bicampeonato, sabemos que será complicado, pero Pericos es un gran equipo que está preparado para lograrlo, yo pondré todo de mi parte para ayudar cada vez que esté dentro del diamante de juego”, señaló J.P. Ramírez.

 

Texto publicado originalmente en: Notimex