Dos personas muertas y alrededor de 30 heridos, ocho de ellos de gravedad, dejó como saldo la volcadura de un camión de pasajeros que transportaba a un grupo de peregrinos originarios del municipio de Cuapiaxtla, quienes regresaban a su lugar de origen tras acudir al Santuario del “Señor de la Buena Muerte”, en Texocuixpan, Puebla.

El accidente se registró en el Libramiento Terrenate-Villa Real, en la curva conocida como “La Candelaria”, lugar en el que hace menos de 18 horas se registró otro accidente de peregrinos en el que dos mujeres originarias de Toluca de Guadalupe también perdieron la vida.

El reporte del accidente se registró alrededor de las 11:30 horas y, de acuerdo con elementos de seguridad pública de Terrenate, el autobús al parecer se quedó sin frenos, lo que provocó que diera varios giros, derribara un árbol y quedara volcado en plena curva que conduce a la cabecera de Terrenate.

Paramédicos del Escuadrón de Rescate de Apizaco, de Briasa, de Cruz Roja y Cruz Ambar, de Protección Civil de diversas corporaciones municipales y de la Secretaría de Salud acudieron en auxilio de los heridos.

Al momento se han contabilizado ocho personas graves, 10 delicadas y 13 con golpes que no ponen en riesgo su vida.

De acuerdo con algunos pasajeros, desde unos 100 metros atrás el camión de la línea de transporte conocida como “Marilú” sufrió una falla mecánica y el conductor intentaba frenar con el motor, pero no lo logró; tras el accidente el chofer se retiró del lugar.

Personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado ya arribó al lugar para el levantamiento de los cadáveres, entre ellos el de una menor de ocho años de edad de nombre Sofía “N” y el otro de un hombre de alrededor de 35 años de quien al momento se desconoce su identidad.

Al momento, las autoridades correspondientes no han proporcionado los nombres de los lesionados ni en qué centro hospitalario son atendidos.

 

 

 

Texto publicado originalmente en: La Voz de la Frontera