Pobladores piden al gobierno estatal frene a los grupos delictivos, que son solapados y protegidos por el edil Porfirio Castro Mateos

 

Redacción

Para nadie es un secreto que este municipio, ubicado en la parte baja de la Sierra Norte poblana, se ha convertido a últimas fechas en el nuevo paraíso del huachicol, lo cual no podría ser posible sin la complicidad de las autoridades locales, como se ha consignado en diversas ocasiones a través de diferentes medios, sin que el estado de las cosas haya cambiado en lo absoluto.

Son varios los casos ilustrativos de la importante plaza en que se ha convertido este municipio, hoy gobernado por el panista morenovallista Porfirio Castro Mateos, quien ha sido señalado de ser el protector de quienes sin pudor alguno cometen sus fechorías a cualquier hora.

Uno de los casos ocurrió en noviembre de 2019, cuando cuatro vehículos cargados con huachicol fueron asegurados y enviados al corralón; en esa ocasión, vecinos de Pantepec mostraron su inconformidad con el alcalde Porfirio Castro, exigiéndole el cambio de mandos de la Policía Municipal, pues aseguraban que estaban coludidos con el crimen organizado. Más aún, ligaban directamente al edil con Alejandro “N”, alias “El Mirinda”, y de los hermanos Valencia de Venustiano Carranza, hoy prófugos, quien era el principal operador de huachicol en la zona.

El presidente hizo oídos sordos, por enésima vez.

A partir de ahí, los decomisos se multiplicaron. El 26 de septiembre de 2020, un camión cisterna, cargado con huachicol, fue detenido cuando circulaba de Pantepec a La Uno. Días más tarde fue decomisado otro. El 20 de diciembre, otra camioneta fue detectada en Nuevo Carrizal. El 25 de agosto, “El Mirinda”, fue detenido por policías estatales, al disparar en estado de ebriedad en pleno centro de Jalpan, colindante con Pantepec, con un arma larga. Gritaba que su patrón lo protegía, seguramente estará preocupado el morenovallista Porfirio Castro, de la información que le puedan sacar a este delincuente de su estrecha relación en su municipio.

Éstos y otros casos han puesto de cabeza a este municipio, anteriormente tranquilo, por lo que pobladores piden a las autoridades estatales y a la Fiscalía, pongan un hasta aquí a estos hechos, y hagan justicia de manera inmediata, ya que ponen en riesgo la seguridad de la gente, que sin deberla ni temerla, se encuentran de pronto en medio de balaceras entre grupos criminales.