El panorama gris se esfumó para el técnico universitario, quien ahora saborea las mieles de cuatro juegos sin perder

Huber García

El técnico de los Lobos BUAP, Juan Francisco Palencia, celebra que su equipo mantiene un buen paso y que a la postre ha servido para que en este momento haya dejado el último lugar de la tabla porcentual en la Liga MX. El representativo de la BUAP tiene cuatro partidos sin perder, además de que cuenta con Leonardo Ramos, uno de los jugadores más efectivos de la Liga, con seis goles en cinco juegos. Ahora Palencia tiene un respiro porque Lobos ha sumado y el objetivo de mantenerse en Primera División parece que se va logrando.

“Creamos oportunidades mucho más claras de gol (ante Chivas). La sensación es buena porque seguimos sumando, estamos fuera del descenso en este momento y a mí me trajeron y formamos un grupo de jugadores; el objetivo es la permanencia”. Sobre lo ocurrido el fin de semana, acotó que a Chivas “les cambiamos el partido en el segundo tiempo, creo que tuvimos varias ocasiones de gol en el partido. El futbol, como se presentó el partido, fue justo de 1-1”. En su discurso ante la prensa, fue honesto. Lobos tiene que sumar los puntos que sean, no importa si es el producto de un empate. “La sensación es que sumamos un punto y nuestra prioridad es sumar, sumar y sumar y llevamos cuatro partidos que sumamos”, dijo. Durante su comparecencia ante los medios informativos, un reportero preguntó: ¿Señor, el equipo tiene una dependencia de Leo Ramos?

LA RESPUESTA DE PALENCIA FUE TAJANTE:

“No, me faltaba un nueve y eso lo hablamos, Colin (Kazim) es un media punta y estuvo acompañando a Leo (Ramos). El “nueve” que viniera sabíamos que iba hacer goles, en este caso le tocó a Leo porque lo teníamos “escauteado”, sabíamos de sus cualidades que iban a embonar muy bien con nosotros mismos por nuestra forma de jugar, entonces Leo no podría hacer goles si jugáramos al juego directo o si no le creáramos jugadas claras de gol o no sacáramos la pelota bien desde abajo; creo que Leo es una consecuencia del sistema.

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA