Sicarios atacaron a una familia en un inmueble de Guanajuato y mataron a la niña Maritza Paloma García, de 3 años de edad, y a su padre Ernesto García Rodríguez, de 26 años.

Durante el ataque a balazos la madre de la niña Maritza Paloma García, resultó con lesiones graves.

Versiones preliminares indican que la familia de Ernesto García Rodríguez estaba en una finca ubicada en la calle Feliciano Peña, en la colonia Los Espárragos, municipio de Silao.

De pronto llegó al domicilio un grupo de sicarios que viajaban en una motocicleta y otros dos en un automóvil.

Los sujetos descendieron de sus vehículos e irrumpieron en la casa y localizaron a la familia en una de las recámaras.

Los sicarios comenzaron a disparar de manera indiscriminada y mataron a la niña Maritza Paloma García y a su padre Ernesto García Rodríguez.

El procurador de Guanajuato, Carlos Zamarripa, aseguró que la familia fue atacada por erros, pues no hay antecedentes que los vinculen con algún delito.

“No tiene ningún antecedente penal ni administrativo. Es una familia muy honorable con una actividad lícita. Intachable. El ataque era dirigido hacia otras personas. Iban en busca de quien vivía en el segundo piso. A decir de los vecinos, vendía droga”.

Versiones extraoficiales indican que los sicarios iban en busca de otras personas que habitaban en el segundo piso del edificio, en donde se encontraba la familia.

El funcionario afirmó que ya identificaron a los sujetos que estuvieron en el domicilio en el que ocurrió el ataque y que fue un solo sicario el que disparó.

“Son varias las personas que tenemos identificadas. Tenemos plenamente identificados a quienes accionaron el arma. Fue una sola persona que disparó, pero iba acompañado de varios”, dijo.

Texto publicado originalmente por: El Debate/ E-Consulta