Al considerar que el “bullying” es un riesgo para que los jóvenes de la actualidad “elijan la salida fácil”, un padre de familia denunció que una maestra del Centro Escolar Coronel Raúl Velasco de Santiago, ejerce maltrato psicológico contra su hija, una menor de 12 años. Ante ello, pidió a la Secretaría de Educación Pública (SEP) dar las garantías para que la adolescente no sea asediada por la docente en cuestión.

Por: Verónica De La Luz/El Sol de Puebla

 El denunciante pidió el cambio de adscripción de la profesora Yasmín Solís y de la directora de secundaria, Iraís Vázquez, pues dijo que por un malentendido que data de octubre de 2016, ambas docentes han ocasionado que su hija tenga temor de verlas, debido a los diversos insultos de que los que ha sido víctima.
Explicó que debido a un incidente con un libro de texto, la profesora Yasmín ridiculizó a la alumna con sus compañeros de grupo. Incluso, el padre dijo que la maestra incitaba al resto de la clase a hacer “bullying” contra la menor.

Esta situación se reportó ante la Dirección de Centros Escolares de la SEP, al frente de José Ramón Iglesias García, y ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CDH), que preside Adolfo López Badillo. Lo que el denunciante logró es que la docente fuese reasignada a otro grupo; mientras, a su hija también se le cambió de salón para evitar maltrato psicológico por parte de sus compañeros.

En respuesta, mediante el oficio SEP-3.2.2-DCEE/173/17, la dependencia estatal señaló al padre de familia que “no hay trato diferenciado” por parte de la docente Yasmín hacia su hija.

En el documento, expedido el 9 de marzo, se aseguró que habría medidas preventivas para salvaguardar la integridad física y psicológica de la alumna.

No obstante, el quejoso se siente intranquilo porque, algunas veces, su hija continúa como víctima de “bullying” por parte de las citadas docentes, quienes le hacen comentarios inapropiados, como “no pudiste sacarme de la escuela” o algunos otros que serían intimidatorios.

El denunciante pidió a la SEP que en verdad se implemente medidas para que las docentes no ejerzan comentarios que afecten a la integridad de la menor.

Mientras tanto, el expediente sigue abierto en la CDH Puebla, a fin de que se investigue el proceder de las maestras.

A la par de esta queja, el entrevistado dijo que en la escuela se les obliga a comprar paquetes de libros escolares con un costo de mil 300 pesos, y la docente en cuestión, reprehende a los alumnos de una manera drástica por faltas menores.