Exclusivas Puebla
Un hombre de 52 años de edad, y al cual le fue diagnosticado con Covid-19, faltando dos días para darlo de alta ante la rápida recuperación que tuvo, decidió de manera sorpresiva quitarse la vida, arrojándose del último piso del Hospital General de Tula en Hidalgo.
A través de un comunicado de prensa, las autoridades de ese nosocomio, lamentaron el hecho y fijaron su postura sobre lo que paso con este paciente que le faltaban tan sólo días para darlo de alta porque mostró una recuperación rápida y satisfactoria contra el Covid-19.
La dirección general del Hospital manifestó que: “Se trató de un hombre de 52 años de edad, comerciante y oriundo de la región, el cual era portador de diabetes mellitus e hipertensión arterial, como patologías de base.
Inició con síntomas respiratorios el 27 de abril y acude al Hospital de Tula el día primero de mayo, en donde se le toma una muestra y se corrobora el diagnóstico de CoViD-19, por lo que es ingresado al área correspondiente de este Hospital, ubicada en el tercer piso del nosocomio.
Se le consideraba no grave y su evolución había sido satisfactoria, por lo que se pensaba su egreso en dos días.
Aparentemente no manifestó, ninguna sintomatología psiquiátrica o de ansiedad, durante su estancia hospitalaria. Pero durante el turno, las enfermaras reportaron la desaparición del paciente del área y se procedió a cerrar el Hospital.
Encontrándolo posteriormente en la cornisa del tercer piso, desde donde decidió arrojarse, falleciendo minutos después.
Más adelante en el mismo comunicado, los médicos refieren que en estos momentos están revisando el historial clínico del paciente, así como dialogando con el personal a cargo del área y del enfermo, a efecto de poder identificar algún dato premonitorio de este evento.
Finalmente refieren que se le ha dado parte a la Procuraduría Estatal, quien enviará al MP, para abrir la carpeta de investigación correspondiente.
Hasta ahora las autoridades ministeriales de esa entidad, desconocen los motivos que esta persona tuvo para quitarse la vida de esa manera, pese a que ya había sido notificado de su recuperación satisfactoria ante el virus mortal y en dos días sería dado de alta, por lo que investigan si hubo alguna otra situación que lo orillara a tomar tan fatal decisión.