A través de un comunicado el gobernador del estado de Puebla, Antonio Gali Fayad, confirmó  la suspensión de clases hasta nuevo aviso.

Escuelas de todos los niveles tantos privadas como públicas no tendrán labores ya que se revisarán los daños ocasionados en las instituciones educativas.

Hay posibilidades de réplica dado a que es natural por lo ocurrido.