Varios de sus candidatos han renunciado y declinado a favor de sus contrincantes

 

Eduardo Sánchez

 

Candidatos de Nueva Alianza han decidido bajarse de la contienda electoral en los últimos días; unos, declinando a favor de sus homónimos, pero, ahora, el dirigente del partido, Emilio Néstor Salgado, declaró que la razón es la falta de recursos.

En total, los candidatos que decidieron abandonar el proceso electoral en la última semana tuvieron un total de gastos por 51 mil 591 pesos, mientras que el resto de candidatos locales por diputaciones y presidencias han gastado más de un millón de pesos, esto, de acuerdo con el portal de Rendición de Cuentas y Resultados de Fiscalización del INE.

Alejandro Romero Carreto, quien competiría en la carrera por Casa Puebla, tuvo, en casi un mes de campaña, un total de gastos e ingresos que ascienden a 41 mil 384 pesos, de los cuales, 4 mil son donaciones de simpatizantes.

El resto del dinero (37 mil 384 pesos) fue obtenido por medio de recursos locales, mientras que el total se gastó únicamente en operativos de la campaña. Salgado Néstor informó que, sólo la coalición Por Puebla al Frente con la abanderada Martha Erika Alonso, les ha ofrecido sumarse a su proyecto para la gubernatura.

Por otro lado, Ángeles Alicia Salazar Sánchez, ex candidata a diputada local por el Distrito 22 con cabecera en Izúcar de Matamoros, recibió, en poco menos de un mes, 9 mil 222 pesos para el financiamiento de su campaña. El total del dinero fue obtenido de recursos federales y destinados completamente para cubrir gastos de propaganda.

Tras anunciar que abandonaba la candidatura y se sumó al equipo de su contrincante, Gerardo Islas Maldonado, de la coalición PAN-PRD-PSI-PANAL-MC-CPP, la candidata a diputada local por el Distrito 25 con cabecera en Tehuacán, abandonó su candidatura el pasado domingo y, desde el comienzo de su campaña hasta su renuncia, únicamente recibió 985 pesos de financiamiento, los cuales, fueron empleados para gastos operativos.

Cabe mencionar que la ex candidata, también anunció su apoyo al abanderado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Juan Pablo Kuri Carballo, y recalcó que fue víctima de discriminación por ser mujer.

De acuerdo con información publicada por el portal Econsulta, el dirigente estatal señaló que, en los próximos días, más candidatos podrían abandonar la contienda debido a la falta de recursos.

Agregó que el partido sólo contó con un total de 9 millones de pesos, los cuales, han sido repartidos entre 180 candidatos, en promedio, cada candidato tendría 50 mil pesos para financiar su campaña.

Bajo este rubro, la casi desconocida candidata a la presidencia municipal de Puebla por el Panal, Ernestina García Chávez, no ha recibido ningún apoyo en cuestión de financiamiento por parte de su partido y descartó que esto provoque abandonar su candidatura.

En el portal del Instituto Nacional Electoral se tienen registrados 163 candidatos del Partido Nueva Alianza, repartidos entre los aspirantes a la gubernatura del Estado, diputaciones locales y presidentes municipales, mismos que han tenido, hasta el 30 de mayo de 2018, un total de ingresos por 875 mil 40 pesos y gastos que ascienden a un millón 101 mil 79 pesos.

Es decir, hay un desbalance de gastos que asciende a 226 mil 39 pesos, mismos que no han sido justificados por los aspirantes. Del millón de pesos, el 57 por ciento ha sido reportado sólo por 14 de los 136 candidatos a la presidencia municipal.

En el reporte de fiscalización, la cifra de los aspirantes a ediles por gastos es de 631 mil 696, en los cuales, destaca Gabriel Gonzales Bastida, quien ha gastado 126 mil 338 pesos, y Manuel Alejandro Martínez, con un gasto superior a los 164 mil pesos.

En cuanto a los 26 aspirantes a una curul en el Congreso del Estado, suman un total de 427 mil 929 pesos. Graciela Palomares y Joel Aguirre Báez son los candidatos que más han gastado, con un reporte de 195 mil 174 pesos y 159 mil 58 pesos, respectivamente.