Se revela más detalles de la llamada entre Donald Trump y Enrique Peña Nieto.

Por: Ángel García

Uno de los temas que se dio a conocer en la llamada que tuvieron el Presidente de Estados Unidos y el Presidente de México, fue la lucha contra el crimen organizado y se refirió con un mensaje contundente por parte de Donald Trump: “Tal vez su ejército les tiene miedo, pero nuestro ejército no les tiene miedo, y nosotros les ayudaremos con ese 100 por ciento porque está fuera de control, totalmente fuera de control”.

La llamada realizada fue el 27 de enero del presente año entre ambos mandatarios luego de que unos días antes el mandatario estadounidense tomara poseción y en el que conversaron extensamente, aunque segun la presidencia mexicana negó que existía una transcripción de la misma. El diario norteamericano The Washington Post consiguió una transcripción que dan a conocer muchos detalles de la relación de ambas naciones con sus respectivas prioridades.

En la plática, Trump aborda el tema que tuvo contemplado cuando era candidato a la presidencia de los EE.UU. que es construir un muro fronterizo e implementar un impuesto a dicha construcción. En contraparte, Peña les responde diciendo que México no puede pagar eso, inclusive por orgullo nacional que después termina siendo convencido por Trump de ya no hablar del asunto.

The Washington Post señala que Trump “obliga” a Peña a dejar de mencionar ante la prensa, que “México no pagará por el muro”. Por otro lado, el sitio político publico de manera integra una traducción de la conversación entre ambos presidentes, que deja al lector cualquier interpretación de la llamada.

Peña y Trump también son precisos en quienes son con los que se puede negociar sin la necesidad de que intervenga ambos mandatarios: Luis Videgaray, el canciller mexicano y Jared Kushner, el yerno y mano derecha del jefe de gobierno estadounidense, son encargados de pactar un acuerdo entre ambas naciones.

Emitiendo un mensaje hacia el canciller mexicano (Luis Videgara), Trump dice lo siguiente: “Te considero un amigo, la persona que labora contigo es muy inteligente. Para ser honesto con usted, no quería tener una reunión. No quería reunirme con Luis, no quería reunirme con Mexico, no quería conocer a nadie”. Inmediatamente cancelo el viaje a Washington que tenía programado a finales de enero por las tensiones que se generó el tema del muro .

A consecuencia de esto, unas horas antes de la reunión que estaba programada, Donald Trump firmo una orden ejecutiva para la construcción inmediata de un muro físico en la frontera sur, con el fin de prevenir la inmigración ilegal.

En la llamada, Trump le dice a Peña: “No queremos que sigan cruzando. Tenemos bastante gente penetrando, queremos detenerla definitivamente. John Kelly es uno de los generales mas respetados en todo el sistema militar y es un hombre muy justo, pero es un hombre muy duro”.

“Dejemos de hablar de quien pagara el muro”, cedió Peña, a lo que el presidente de Estados Unidos contestó: “De acuerdo, Enrique, esta bien y creo que es justo. Yo no hablaré del muro, pero cuando la prensa traiga el tema, diré: “veamos como va, veamos cómo está funcionando con México. Porque desde un punto de vista económico, es lo menos importante de lo que estábamos hablando, pero psicológicamente, significa algo, asi que digamos “vamos a resolverlo”.

Otro asunto muy fuerte que se comentaron es el uso del ejercito estadounidense contra cárteles mexicanos, a lo que la administración de Peña lo negó en su momento pero fue expuesto por la periodista Dolia Estevez, quien contaba con fuentes en ambos lados de la frontera y sin embargo sufrió una embestida por parte de la admnistración de Peña.

Trump le dice en la llamada: “Enrique, tu y yo tenemos que eliminarlo, tu y yo tenemos que golpear el infierno fuera de ello. Escucha, se lo difícil que son estos chicos, nuestros militares los matarán como nunca lo imaginaron, trabajaremos para ayudarles a eliminarlos.

Peña respondió: “Estoy totalmente de acuerdo en que debemos trabajar juntos”. Y desvió el tema a las grandes “cantidades ilegales de dinero y armas que vienen de los Estados Unidos”. Lo que deja en claro en su mensaje “Estoy totalmente de acuerdo en que ambos gobiernos pueden trabajar juntos para eliminar y acabar con esta pandillas criminales”.

Para concluir en su llamada, Trump le hace un cumplido a Peña: “Quiero que seas tan popular que tu pueblo pida una enmienda constitucional en México para que puedas volver (a gobernar) por otros seis años.

Peña Nieto le responde: “Eres muy amable, señor Presidente”. Y le ratifica su “amistad”.

Con información: Aristegui Noticias