Huffignton Post

El día de hoy 3 de septiembre presentó Enrique Peña Nieto su último Informe de Gobierno, evento en el cual se dieron cita los altos funcionarios del gobierno saliente en Palacio Nacional. Entre los asistentes estuvo el senador Martí Batres y el diputado federal, Porfirio Muñoz Ledo, miembros de Morena; su asistencia no dejo contentos a otros morenistas como a Gerardo Fernández Noroña. A puertas de Palacio Nacional el diputado federal hizo constar su queja al no permitírsele la entrada al evento y arengó las quejas de otros morenistas. Fernández Noroña ha tenido una postura fuerte y crítica contra la administración de EPN, por lo que previamente ya había hecho público que asistiría al evento y buscaría interpelar al priista. No sean cobardes, oye Martí Batres, no seas traidor cabrón”. A las afueras de Palacio Nacional, en la calle de José María Pino Suárez, el diputado reclamaba por la asistencia de sus correligionarios. “No sean cobardes, oye Martí Batres, no seas traidor cabrón”, gritó al verlo pasar la valla de seguridad. El diputado Fernández Noroña declaró a medios que estaban en el acceso al mensaje de EPN. “Me parece muy grave que dos compañeros de lucha acaban de ingresar por la puerta del Palacio Nacional para un remedo de informe”. “Me ofende que Martí Batres Guadarrama y Porfirio Muñoz Ledo entren a esta parodia. Se ha hablado del fin de privilegios, del fin de estas farsas públicas con dinero público”. Pese a que el diputado reconoció no haber sido invitado, se mantuvo firme en la entrada. Si este es el Informe, estoy invitado; si esta es una reunión de amigos, no estoy invitado; si es una reunión de aduladores y aplaudidores, no estoy invitado”.