El presidente de México informó fue interpuesta una querella ante la FGR contra una gran corporación por presunto fraude fiscal

Infobae

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, informó el pasado martes que fue interpuesta una querella ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra una gran corporación por presunto fraude de 1,500 millones de pesos. “Ya di instrucciones que se presenten querellas y denuncias, porque no soy encubridor. No puede ser que si hay una deuda de ocho hasta de 10,000 millones de una gran corporación que tiene para pagar, se encubra. Me convertiría yo en cómplice… Es un juicio, esa empresa grande, grande, grande, son como 10,000 millones, pero de esos 10,000 millones hay 1.500 millones que claramente, como dicen los abogados, se pueden tipificar como fraude fiscal. Por eso es la vía penal”, sostuvo. López Obrador indicó que esta empresa es una de las 15 grandes firmas que deben al Servicio de Administración Tributaria (SAT) 50.000 millones de pesos en impuestos, además de que tiene un adeudo con el fisco por 8,500 millones de pesos.

“NO HACE FALTA ENDEUDAR AL PAÍS”: OBRADOR

“Este tema me importa mucho, porque no hace falta endeudar al país. Si pagan, imagínense cuánto podríamos tener, si no hay evasión fiscal, si no hay defraudación fiscal”. Reconoció el compromiso que algunos empresarios han tenido con México y han accedido a pagar sus deudas con el gobierno, y afirmó que por esta acción, su administración ha podido recabar 15.0000 millones de pesos que serán destinados a créditos para los pequeños empresarios. “Sí me cuesta trabajo, por eso les mandé una carta, ayúdenme. No es su función, ya lo sé, pero que se sensibilicen, convenzan a los que deben y no pagan y tienen. Si nos ayudan con esa labor, pues tenemos… de ahí salió lo de los 25 mil millones adicionales para los empresarios del Seguro Social, porque 15 que deben 50 mil millones, 15, algunos pagaron o se comprometieron a pagar, ahí sacamos 15 millones”.

 

GRANDES CORPORATIVOS SE RESISTEN A PONERSE AL CORRIENTE CON HACIENDA

Sin embargo, indicó que se tienen aún resistencias con siete grandes corporaciones nacionales y extranjeras que deben 35,000 millones de pesos. “Y algunos piensan que es como antes y que no va a pasar nada. Cómo le voy a pedir a la gente: quédate en tu casa, tú, que vives de lo que vendes en la calle, quédate en tu casa, aguanta, ya vamos a buscar la forma de ayudarte, y nos hace caso y estos que tienen no se les molesta con nada, gozan de impunidad. Eso ya se terminó”, subrayó. López Obrador agrego: “Y no es nada personal, es que tenemos que poner orden en el caos, esa es la política”. Aclaró que generaliza esta situación, la mayoría de los empresarios pagan sus impuestos y se solidarizaron no despidiendo a sus trabajadores ante la crisis por la pandemia, pero que se “malacostumbraron, porque hay corporaciones extranjeras que deben y no hacen lo mismo en sus países”, acusó. “Y también no generalizar, la mayoría de los empresarios, bueno, lo vemos con los que a pesar de la crisis no despiden a sus trabajadores, les mantienen su sueldo, no todo el que tiene es malvado.

MÉXICO YA NO ES TIERRA DE CONQUISTA, DIJO EL PRESIDENTE

Yo les diría que ni siquiera estos que de ben, lo que pasa que se mal acostumbraron, porque hay corporaciones extranjeras que deben y no hacen lo mismo en sus países, están pensando que México es tierra de conquista, porque se los permitieron. Eso ya se terminó”, dijo. López Obrador aclaró que estas acciones no son para confrontarse con el empresariado sino para dotar de “piso parejo” para la inversión y que todos puedan verse beneficiados de los negocios. “Y no es cerrarle la puerta a la inversión extranjera, no; al contrario, eso ayuda a todos, que haya piso parejo, que no haya corrupción, que haya un auténtico Estado derecho, no de cohecho. En eso estamos”, concluyó el presidente mexicano.

LÓPEZ OBRADOR VENTILÓ PETICIÓN DE EMPRESARIOS EN PRIVADO

“Me fueron a plantear, como siempre, apoyar a los de arriba”: El presidente de México explicó que si insiste en cuidar que no se disponga del dinero público para el “rescate” de las grandes empresas, es porque se lo plantearon antes de presentar el plan de reactivación económica. López Obrador advirtió que estará vigilando que los recursos que el Banco de México utilice para apoyar a pequeñas y medianas empresas, lleguen a éstos y no haya corrupción; y aclaró que no se opone al préstamo que solicitó el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) al BID, por USD 12,000 millones, pero que no pondrá de aval el presupuesto o las reservas del país.

“Lo que no queremos, no vamos a permitir, es que esos créditos, si no se pagan, pasen a ser deuda pública, o sea nosotros no avalamos eso, esto es: no podemos dar un trato preferencial a quienes tienen posibilidad económica habiendo en México tanta pobreza. Es lo mismo con el Banco de México, respetamos su independencia pero estamos pendientes del manejo de las reservas, porque esas reservas no son del Banco de México, ni siquiera del Gobierno, son reservas de la nación, ese dinero lo tenemos que cuidar todos, nada de transferencias de recursos públicos a particulares por influyentismo”, indicó el mandatario mexicano. López Obrador explicó que si insiste con lo anterior, en cuidar que no se disponga del dinero público para el “rescate” de las grandes empresas, es porque que se lo plantearon hace unas semanas, antes de presentar el plan de reactivación económica, el domingo 5 de abril.

EN TIEMPOS DE CRISIS SE CUIDARÁ QUE NO HAYA CORRUPCIÓN

“Lo mismo del dinero que va a disponer el Banco de México, estar muy pendientes, no oponernos pero cuidar, porque no saben, si les estoy haciendo este planteamiento, y se generó este debate es porque me lo fueron a plantear, apoyar a los de siempre, a los de arriba”, afirmó. El titular del Ejecutivo contó que en una reunión que tuvo en Palacio Nacional con “hombres de negocios”, explicó que se liberarían 25.000 millones de pesos para otorgar un millón de créditos a pequeños empresarios, como una de las medidas para enfrentar la crisis económica derivada de la pandemia; y uno de estos representantes le dijo que ese dinero lo podrían convertir en 8 millones de créditos, sin embargo, luego del análisis correspondiente, le avisaron que sólo podrían aumentar 140,000 créditos más si les entregaba ese dinero; lo que el presidente consideró no conveniente, dado que sólo endeudaría al país y el gobierno tenía la disponibilidad de entregar, directo, un millón de créditos.

“Les voy a contar algo para que tengan elementos. En una reunión les dije: Vamos a hacer un gran esfuerzo, vamos a ahorrar más y vamos a liberar 25 mil millones para dar un millón de créditos a los pequeñitos, un millón de créditos, 25 mil millones; y me dice un representante de los hombres de negocios: ‘Es que eso puede ser garantía, los 25 mil millones, y se puede convertir no en un millón, sino en ocho millones de créditos si los 25 mil millones se aportan como garantía’.

EL PROPÓSITO DE LA IP ERA OTRO: QUE NOS ENDEUDÁRAMOS

Ah, pues sí, así sí, hasta hice mis cuentas. Pero no, no importa que no sean ocho veces, cinco veces, cinco veces, quiere decir que con los 25 mil millones que ponemos de garantía se van a entregar en vez de un millón de créditos, cinco millones. Esto fue antes de que yo informara, acuérdense que informé el domingo que iba yo a dar a conocer el plan. Entonces, me dicen: ‘Le respondemos’, era como un jueves o un viernes, y el informe fue el domingo, digo: Adelante, consulten y tráiganme la propuesta y lo digo el domingo. Imagínense, anunciar cinco millones de créditos para las pequeñas empresas. Me avisan el sábado que sólo podían dar, si entregaba los 25 mil, un millón 140 mil créditos, o sea que no daban nada. La garantía, o sea, el riesgo, lo cubrían todo. Entonces, lo que les plantee: ‘Así mejor lo damos directo nosotros a la tasa del seis, de todas maneras yo les planteaba tasa de seis, pero que ayudaran. No, el propósito era otro, era el que -lo siguen diciendo- que nos endeudáramos. ¿Ustedes creen que yo a la primera voy a solicitar crédito sin hacerle la lucha ahorrando para no caer en deuda? Eso era una cosa.