Dulce Gómez/ @dulcgomez

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, aseguró que los señalamientos hacia la gestión de la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco, no se tratan de una campaña de desprestigio, sin embargo, indicó que la edil de Morena está en desacato constitucional al no reconocer a Carla Morales Aguilar como delegada de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, en remplazo de Lourdes Rosales.

En conferencia de prensa, el mandatario estatal pidió al Ayuntamiento de Puebla a trabajar en el tema de seguridad pública, en beneficio de las y los poblanos.

“La seguridad pública en un asunto que requiere de toda la colaboración de las instancias de gobierno que tienen fuerzas de orden para este bien. Nosotros lo estamos haciendo todos los días y lo vamos a seguir haciendo, lo vamos a seguir haciendo sin apariencias y sin actitudes no compensatorias”, dijo.

El Ejecutivo Estatal dijo ser respetuoso de todos los órganos constitucionales autónomos, esto al preguntarle su opinión sobre la declaración de Claudia Rivera, quien afirmó que la Fiscalía General del Estado (FGE) está a la orden de la gestión estatal.

Cabe recordar que la alcaldesa Claudia Rivera denunció una persecución en su contra emprendida por el Gobierno del Estado, y dijo que la misma es “completamente ajena a la Cuarta Transformación”.

Criticó que el gobernador utilice sus conferencias de prensa matutinas para emprender una campaña de desprestigio y amedrentamiento contra su persona y colaboradores del Gobierno Municipal.

Esto luego que el gobernador de Puebla aseguró que 84 policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana no aprobaron su examen de Control y Confianza, además de que están vinculados con la delincuencia e incluso afirmó que altos mandos de la misma dependencia se ampararon para evitar ser detenidos.