Su agresor, al pensar que estaba muerta, la metió dentro de la cajuela del auto de su esposa

Por: Jesús Ignacio Badillo López

El pasado lunes (18 de diciembre) una niña de 10 años -se omite el nombre por privacidad- se preparaba para asistir a una posada, minutos antes de salir de su casa, visitó a su vecina en Ascensión, Chihuahua; para pedirle una plancha de cabello, sin embargo, sólo se encontraba su esposo quien, con engaños, hizo que entrara a la casa para así golpearla y violarla. Debido a la violencia recibida, la niña se desmayó y su agresor pensaba que estaba muerta, por lo que la encerró en la cajuela del auto de su esposa.

Horas más tarde, el auto, con  Nahúm Macías Madrid; de 26 años y su cuñado, comenzó a moverse con dirección a Nuevo Casas Grandes, en el trayecto la niña despertó e intentó salir de la cajuela, sin embargo, debido al esfuerzo realizado se desmayó de nuevo; minutos más tarde despertó nuevamente y, debido a que el camino era de terrasería, la cajueja se abrió y pudo lanzarse al suelo. Conductores que iban detras del auto donde se encontraba le brindaron auxilio mientras otros seguían al automovil para que no se diera a la fuga.

La niña recibió atención hospitalaria, las autoridades lograron capturar al Nahúm y su cuñado, quien dijo desconocer la situación, y ahora enfrenta los cargos de violación de una menor, privación de la libertad e intento de homicidio.