Por ayudar a la comunidad indígena de la que forma parte al instalar una red inalámbrica de Internet e Intranet la cual brindó conectividad y acceso a la información a toda su localidad, Mariano Gómez, fue seleccionado por la organización global Internet Society (ISOC) para recibir un premio.

 

Sin embargo, este talentoso joven mexicano no podrá ir a recoger su premio debido a que el gobierno de Estados Unidos le ha negado la visa de turista en un acto que él considera una clara discriminación.

 

Concretamente, a Mario le negaron la visa debido a que “en primera, no lograron identificar la dirección de mi casa, esto debido a que vivo en una comunidad indígena en la cual las calles no tienen nombre, segunda: no tengo cuentas bancarias con mucho dinero que demuestren que tengo un estatus económico alto, lo cual en ese modelo de mundo, “el que no tiene dinero no vale”, y el tercero: soy un joven de una comunidad marginada, mi región es considerada como uno de los puntos donde más migrantes viajan a los Estados Unidos de manera ilegal”.

Para expresar su sentir Mario publico una carta donde narró su experiencia.

 

Finalmente el joven de origen tzeltal solicitó se considere que el gasto que iba a generar por su traslado (boleto de avión, hospedaje y comida) pueda ser donado al Colectivo Ik’taK’op, del cual forma parte, para invertirlo un servidor apropiado para su proyecto.

Texto publicado originalmente por: ADN40