Por: Marisol Córdoba 

El precandidato a la alcaldía de Puebla, Guillermo Deloya Cobián, aseveró que él buscará la alcaldía con dignidad no como un perseguido que vive arrodillado, esto en clara alusión a su adversario Eduardo Rivera.

“Yo transitaré con dignidad sin que me miren arrodillado, sin que nadie me haya inhabilitado, no me encuentro perseguido, con la dignidad de no tragar saliva para saludar a los que fueron mis persecutores y siendo comparsa de los mismos”, señaló.

Así lo indicó en su registro como precandidato a la alcaldía de Puebla, evento al que arribó junto con su familia y la compañía del precandidato al gobierno de Puebla, Enrique Doger Guerrero, el dirigente estatal, Jorge Estefan Chidiac, y el representante del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), José Ojeda, entre otros.

Entre porras de la militancia que se dio cita en las instalaciones partidistas, ubicadas en la Diagonal Defensores de la República, Deloya Cobián entregó su solicitud a la comisión de procesos internos de su partido.

Durante su mensaje, el priista se comprometió ante la militancia priista a obtener el triunfo en las próximas elecciones al lograr convertirse en candidato de su partido para pelear la alcaldía a Eduardo Rivera por el PAN y el abanderado que elija Morena.

Además, destacó el trabajo que realizan las mujeres como madres y trabajadoras ante la base partidista.