Al lograr 2-0 sobre el Borussia Dortmund, que no pudo manejar la ventaja conquistada

Medio Tiempo

Neymar Junior se echó al hombro a todo el París Saint-Germain para echar a un Borussia Dortmund que nunca manejó la ventaja cosechada en la ida. Un gran recibimiento le demostró al París Saint-Germain que su afición le es fiel, pese a los momentos difíciles que se viven en la capital francesa con la pandemia del coronavirus. Impulsado por cánticos que permearon las paredes y tribunas vacías del Parque de los Príncipes, Neymar llevó al PSG a triunfo de 2-0 sobre el Borussia Dortmund que perdió el control del juego en la recta final sufriendo la expulsión de Emre Can. Los sudamericanos fueron los responsables de abrir el marcador.

Di María fue clave con un excelente centro desde la esquina al que llegó puntual el brasileño Neymar de palomita para empujar el esférico en el 1-0. Fue en el tiempo de compensación de la primera parte cuando Bernat finalizó una gran jugada de Neymar. El astro brasileño sirvió a Pablo Sarabia, quien divisó la llegada de Bernat y el marcador se extendió con el 2-0. La tónica era simple, los locales presionando en el área con un Edinson Cavani, que gozó de poca contundencia y Kylian Mbappé angustiado en la banca. Las cartas ahora estaban a favor de los franceses con el global 3-2. Pero en el segundo tiempo, Mbappé entró al campo.

París continuó dominando y BVB no logró revertir la situación. El tiempo finalizó con una bronca en la que los alemanes se vieron afectados con una expulsión, pues por el lado francés sólo Neymar, Di María y Marquinhos fueron amonestados.