Sus propios correligionarios priistas lo acusan de haber dispuesto del erario de Quecholac; la base no lo quiere como dirigente estatal poblano por huachicolero

Martín Gutiérrez/@martinreportero

Militantes del Partido Revolucionario Institucional, bajo el membrete de “PRI Puebla Libre”, enviaron una carta a su dirigente nacional, Alejandro MorenoAlito”, señalando que sería la peor decisión del CEN imponer para Puebla como dirigente estatal a Néstor Camarillo, ex presidente municipal de Quecholac.

En su escrito, los inconformes afirman, primero, que cuando Néstor Camarillo fue presidente de Quecholac, el robo de combustibles aumentó de manera desproporcionada en el municipio, donde los pobladores afirman que las bandas de huachicoleros tenían la protección del entonces edil.

Luego señalan que la Auditoría Superior del Estado ya investiga las cuentas públicas de Néstor Camarillo ante el presunto desvío de recursos públicos por más de 50 millones de pesos.

De imponerlo como próximo dirigente estatal del PRI estaría negociando con el gobierno de Morena para no pisar la cárcel y evitar que le auditen sus cuentas públicas, a cambio de borrarse como oposición real.

También, los militantes le recuerdan a Néstor Camarillo que, a pesar de saber que su hermano golpeaba a su esposa, como autoridad municipal nunca hizo nada por defender a su cuñada.